parentesis.com/

Ricciardo, primer piloto en manejar la sede del GP México


Después del Roadshow en el Zócalo de la Ciudad de México, el piloto de la escudería Infiniti Red Bull Racing, Daniel Ricciardo, pudo rodar en el circuido del Autódromo Hermanos Rodríguez que está siendo remodelado.

por: Leslie González Kennedy Leslie González Kennedy

portada de nota
precios de venta

Daniel Ricciardo se convierte en el primer piloto de la Fórmula Uno en manejar el circuito que será inaugurado para el GP de México en noviembre de este 2015. 

 

 

La visita a México del piloto Daniel Ricciardo al Autódromo Hermanos Rodríguez tuvo un recorrido por los pits y el área de paddock.  El piloto de Infiniti Red Bull completó la primera vuelta en el recién remodelado circuito al volante del sedán Infiniti Q50 Híbrido de 3.5 litros y 360 caballos de potencia, recuerden que él acaba de estrenar este sedán en Mónaco, donde el piloto reside. 

 

Infiniti Q50 recibió este 2015 el máximo reconocimiento en términos de seguridad otorgado por el Insurance Institute for Highway Safety (Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras, IIHS), el famoso TOP SAFETY PICK+ gracias a la incorporación de los siguientes avances en tecnología. 

 

Nota relacionada: Daniel Ricciardo, piloto de F1, estrena el Infiniti híbrido

 

Esta versión híbrida, ensamblada en la planta de Tochigi en Japón, cuenta con detalles que lo hacen diferente al modelo con motorización de gasolina, como son los rines de 19" o los asientos deportivos; además, el Q50 híbrido sobresale por su rendimiento, que puede ser de hasta 20 km/litro en carretera. 

 

 

En la visita a México, también estuvo el piloto de la Scuderia Toro Rosso, el español Carlos Sainz a bordo del monoplaza RB7, vehículo de Fórmula Uno ganador del Campeonato Mundial. Ambos pilotos manejaron por varias secciones de la pista, incluyendo la nueva zona de estadio que estrenará diseño. 

 

Nota relacionada: Infiniti Red Bull Racing deja huella en Zócalo capitalino

 

Ya que esté terminado el circuito de 4.3 kilómetros con 17 curvas, se reintegrará al calendario de la Fórmula Uno este noviembre, marcando el regreso, después de 23 años de ausencia, del Gran Premio de México.

 

Después de manejar el circuito que aún no está terminado, Daniel Ricciardo comentó su experiencia: “Fue realmente emocionante ver cómo ha avanzado la remodelación del circuito además de tener la oportunidad de probarlo en el sedán Q50 Híbrido de Infiniti. El circuito tiene una buena mezcla de curvas rápidas y lentas que van a ser un verdadero desafío en un vehículo de F1 por lo que tengo muchas ganas de correr aquí en la temporada. Me enteré que las entradas ya están agotadas, por lo que seguramente se vivirá un ambiente muy especial”.

 

 

 

 

 

Comenta:

separador de nota