Recomendaciones si vas a usar tu auto en vacaciones

Julio 18, 2016

por: Staff Paréntesis

Sigue estos consejos para que tu viaje en carretera sea de lo mejor.

¿Saldrás a carretera en coche? checa estos consejos para que tu viaje sea mejor. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que todas las partes del coche funcionen correctamente (frenos, luces, motor y cosas escenciales). Si es necesario ve con un mecánico para que lo revise y puedas salir a carretera sin problema.

 

 

Si crees que la parte mecánica está bien, no dudes en verificar los niveles de aceite, anticongelante o líquido de frenos. Otro punto importante que debes checar antes de irte es la presión y desgaste de tus llantas –bueno, las del coche. Normalmente tu auto tiene una placa que te dice a cuánta presión deben estar infladas. 

 

¿Todo bien?, aún no estamos listos…

 

Antes de encender el coche debes tomar la postura correcta para manejar, si no la sabes checa este tutorial que te enseña a sentarte correctamente.

 

Nota relacionada: Infografía: ¿Cómo sentarse correctamente al manejar?

 

Ya en carretera

 

Si no tienes mucha experiencia, procura salir temprano y con luz, así no te preocuparás por si no ves los coches en la noche o bien, si llueve. Además, de noche te podrías encontrar con más trailers en el camino.

 

Mantén una distancia considerable con respecto al automóvil de enfrente. Si no sabes cuál es la distancia perfecta, tan simple como esperar unos tres segundos una vez que el auto de enfrente pase un poste u otra estructura grande.

 

 

Al igual que en la ciudad, cuando cambies de carril hazlo con precaución y avisando con las luces. Recuerda que si hay un percance adelante o tu auto comienza a fallar, utiliza las luces de emergencia (intermitentes) así los demás sabrán que algo malo pasa.

 

Si durante tu recorrido tienes que parar, trata de hacerlo con mucho cuidado y pegándote a la orilla, al mismo tiempo que enciendes las luces intermitentes –nuevamente para avisarle a los que vienen detrás tuyo que pasa algo. Una vez que estés detenido baja con cuidado, coloca las señales de precaución (fantasmas) a una buena distancia y colócate fuera del camino.

 

Cuando manejes bajo la lluvia o por una zona de niebla, reduce la velocidad –mejor llegar unos minutos tarde– y trata de tener más espacio entre tu auto y el de atrás. También debes encender las luces delanteras para tener mejor visión y advertir a los demás conductores. No olvides respetar las señales y límites de velocidad.

 

 

Si se te poncha un neumático, no te preocupes, enciende las luces intermitentes, agarra con fuerza el volante para que el coche vaya recto, baja la velocidad, frena lentamente (nunca frenes rápido) y oríllate con precaución. Baja del auto con cuidado y advierte con los fantasmas del coche –colocados a una distancia considerable de tu auto. Ahora podrás cambiar la llanta con tranquilidad.

 

Trata de leer el manual de tu auto antes de realizar algún chequeo o al salir a carretera, seguro aprendes algo nuevo. ¡Buen viaje!

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Realizas alguno de estos consejos?
  • ¿Cuántas veces por año revisas tu auto?

Comenta: