parentesis.com/

Elon Musk quiere modificar el cerebro humano


Una de las tantas compañías que, en el futuro, ayudará a las personas con alguna discapacidad.

por: Redacción Paréntesis

 

Desde 2016, Elon Musk fundó Neuralink, una empresa de neurotecnología enfocada en desarrollar interfaces cerebro-computadora implantables. 

 

Uno de los principales objetivos de Neuralink es fabricar dispositivos para tratar enfermedades del cerebro  y aunque por años estuvo en silencio sobre el proyecto, esta semana el directivo platicó sus objetivos.

 

Nota relacionada: Viajar con SpaceX será como un juego de Disney, asegura Elon Musk

 

De acuerdo con Musk, Neuralink busca implantar "hilos" en el cerebro humano que permitan comunicar áreas concretas del mismo con el exterior. Teniendo como objetivo restaurar la capacidad de hablar, escuchar o moverse en las personas que han perdido dichas capacidades.

 

La idea de este nuevo proyecto es coser hilos a lo largo y ancho de la superficie del cerebro que puedan transmitir información directa del cerebro a una computadora vía USB C. Es decir, que la persona contará con una especie de implante, sensores y electrodos a tamaño microscópico.

 

 

Las primeras pruebas de Neuralink se están haciendo en ratones de laboratorios y con ayuda de una “maquina de coser” se han instalado 1,500 electrodos. 

 

Esta máquina es capaz de implantar seis hilos de 192 electrodos por minuto y sin tocar un vaso sanguíneo. Los hílos de Neuralink tienen un diámetro de entre 4 µm y 6 µm –el caballo humano es de entre 15 µm y 100 µm. Según explica la compañía, tienen menos probabilidades de dañar al cerebro que los materiales que se utilizan actualmente. 

 

Neuralink espera realizar las primeras pruebas con humanos durante el último trimestre del año y será con ayuda de neurocientíficos de la Universidad de Stanford. 

 

Musk espera "tener esto en un paciente humano para fines del próximo año”. Por supuesto que aún esperan la aprobación de las autoridades estadounidenses para realizar las pruebas en humanos.

 

 

 

Comenta: