parentesis.com/

Películas románticas en Netflix para ver el 14 de febrero


Chequen estas recomendaciones disponibles en la plataforma de video en streaming, para festejar el Día del amor y la amistad.

por: Lalo Ortega Lalo Ortega

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

Planes para el Día del amor y la amistad hay muchos, pero si el tuyo incluye ver una o dos películas en casa, no faltan opciones en Netflix.

 

A continuación, te recomendamos algunos de los mejores filmes románticos en el catálogo de la plataforma:

 

Loco y estúpido amor (Crazy, Stupid, Love)

 

Hay varias razones para ver esta película en esta temporada, pero ¡qué mejor que reír de lo caótico y absurdo que puede llegar a ser el amor!

 

Steve Carell protagoniza esta comedia romántica en el papel de Cal Weaver, un cuarentón que a partir de su divorcio con Emily (Julianne Moore), comienza a redescubrir la vida de soltero con la ayuda del mujeriego Jacob (Ryan Gosling). Este último, en paralelo, comienza a perseguir una relación con Hannah (Emma Stone).

 

La química entre los actores y las relaciones entre sus personajes son lo que hacen de ésta, una película muy entretenida, llena de momentos icónicos.

 

 

10 cosas que odio de ti (10 Things I Hate About You)

 

No puede faltar este clásico del romance adolescente, modernización de "La fierecilla domada" de Shakespeare, que seguro les recordará las distancias que podemos recorrer por el amor. Así, es la historia de Cameron (Joseph Gordon-Levitt), quien se enamora de Bianca Stratford (Larisa Oleynik), aunque las cosas no son tan sencillas como invitarla a salir.

 

Resulta que Bianca tiene prohibido tener citas a menos que su malhumorada hermana mayor, Kat (Julia Stiles), lo haga también. Así que Cameron enlista la ayuda del “chico malo”, Patrick Verona (Heath Ledger) para que salga con Kat.

 

 

Los juegos del destino (Silver Linings Playbook)

 

Tras ocho meses en una clínica para enfermedades mentales, Pat (Bradley Cooper) busca reconstruir su relación con su esposa, a quien encontró engañándolo y a cuyo amante casi mata a golpes.

 

Mientras busca rehacer su vida y lidiar con su desorden bipolar, Pat conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una viuda que sufre depresión. Pronto, ambos comienzan a conocerse y a apoyarse el uno al otro para alcanzar sus objetivos, un recordatorio de que a veces buscamos el amor en los lugares incorrectos, y a veces lo tenemos sin darnos cuenta.

 

 

Medianoche en París (Midnight in Paris)

 

¿Qué pasa en una relación cuando estamos más enamorados de las fantasías y de un “pasado mejor”? Una de las mejores cintas de Woody Allen en tiempos recientes narra la historia de Gil (Owen Wilson), un escritor exitoso, pero insatisfecho, que viaja por París con su materialista esposa, Inez (Rachel McAdams).

 

Sus experiencias en la ciudad acaban por distanciarlos, y es cuando Gil es misteriosamente transportado al París de los años 20, una época que idealiza. Entonces, conoce a Adriana (Marion Cotillard), la amante de Pablo Picasso, y cuya visión compartida de un pasado romántico inspira a Gil a desarrollar su mejor lado.

 

 

Bonus, para los ‘Forever Alone’

Si pasarás el 14 de febrero con Netflix, pero sin Chill, no pasa nada: su catálogo también cuenta con películas para recordarte que el amor puede tardar, pero eventualmente llega.

 

Sólo amigos? (What If)

 

Seguramente, más de uno ha conocido a quien podría ser la "persona ideal", sólo para decepcionarse al descubrir que ésta ya tiene pareja.

 

Eso es precisamente lo que le sucede a Wallace (Daniel Radcliffe) cuando conoce a Chantry (Zoe Kazan), luego de una larga racha antisocial por una infidelidad de su antigua novia. A pesar de que Chantry ya tiene novio (Rafe Spall), las circunstancias la llevan a sentirse atraída por Wallace, y viceversa, pero lógicamente las cosas no resultan ser tan sencillas entre los dos.

 

 

(500) días con ella

 

Disponible en Netflix desde el pasado diciembre, a tiempo para San Valentín, esta cinta suele considerarse la "vieja confiable" de los solteros amargados, pero preferimos pensar que es todo lo contrario.

 

Como dice su narrador al inicio, (500) días con ella no es una historia de amor, sino sobre éste. Aunque seguramente muchos habrán tenido la experiencia de ser Tom (Joseph Gordon-Levitt) en algún punto de sus vidas, la película también es un recordatorio de que cada relación deja aprendizajes importantes.


Comenta:

separador de nota