¿Qué son las fintech?

Agosto 09, 2017

por: Redacción Paréntesis

Ofrecen servicios al margen de las instituciones tradicionales y contribuyen a la inclusión financiera del país. Este es su perfil.

La tecnología impacta en prácticamente todos los aspectos de la vida humana y los servicios financieros no son la excepción. La proliferación de los teléfonos inteligentes, así como la creciente penetración de internet entre la población, favorecen la creación de las llamadas fintech, empresas que utilizando procesos tecnológicos ofrecen servicios financieros, y que ya se perfilan como la primera opción de inclusión financiera entre quienes no tienen acceso a la banca.

 

De acuerdo con información de la organización Finnovista, México cuenta con 158 startups. La cifra posiciona al país como el mayor mercado fintech de Latinoamérica, superando a otros países como Brasil (130 startups), Colombia (77) y Chile (56). Estas empresas mexicanas se dedican a actividades como financiamiento colectivo, educación financiera y ahorro, pagos y remesas y gestión de finanzas empresariales.

 

Este sector se encuentra en crecimiento en México. De acuerdo con información del Fintech Radar México, elaborado por Finnovista, el número de compañías en el país se incrementó 24 por ciento entre 2015 y 2016, pasando de 128 a 158 compañías.

 

El sector fintech mexicano espera por una regulación que le dé certeza jurídica, aspecto que según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) lo vuelve un producto menos atractivo respecto de la banca tradicional. “Este mercado no está regulado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), por lo que si la empresa deja de operar no hay modo de que devuelvan los recursos”.

 

De cara a la discusión de la ley para el sector fintech y la realización de la cumbre Finosummit 2017, presentamos esta guía con aspectos básicos de estas empresas.

 

¿Qué son?

La Condusef las define como “empresas que ofrecen productos y servicios financieros haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación, como páginas de internet, redes sociales y aplicaciones para celulares”. Además, destaca que dado que operan en estas plataformas, “sus servicios son menos costosos y más eficientes que los que ofrece la banca tradicional”.

 

Por otra parte, el concepto fintech es un neologismo anglosajón de los términos finance y technology.

 

¿Para qué sirven?

Las fintech ofrecen productos similares a los ofertados por la banca tradicional, como préstamos o seguros, sin embargo la Condusef destaca diferencias importantes, como su flexibilidad e innovación en productos y procesos. “Estas entidades resultan atractivas particularmente para personas jóvenes, ya que la mayoría de ellas están vinculadas a tecnologías relacionadas con dispositivos móviles, y generalmente no hay necesidad de ir a una sucursal para llevar a cabo algún trámite”, subraya el organismo.

 

Sus rubros y servicios

De acuerdo con la Condusef, las 158 fintechs mexicanas ofrecen productos y servicios en diez rubros, que son:

 

– Pagos y remesas

– Préstamos

– Gestión de finanzas empresariales

– Gestión de finanzas personales

– Crowdfunding (financiamiento de proyectos)

– Gestión de inversiones

– Seguros

– Educación financiera y ahorro

– Soluciones de scoring, identidad y fraude

– Trading y mercados

 

Ventajas

José Andrés Chávez, cofundador de la fintech Bayonet, destaca que la gran ventaja del modelo es la facilidad para sumar usuarios al sistema financiero: “un teléfono móvil es prácticamente todo lo que una persona necesita para tener acceso, no solo a una cuenta bancaria, sino a todo un banco”, señala el emprendedor.

 

Un vendedor en India acepta pagos electrónicos a través de la fintech PayTM. Fuente: PayTM

 

Y es que gracias a que las empresas fintech operan a una escala menor que los bancos tradicionales, agilizan sus procesos utilizando herramientas tecnológicas. Varias fintechs ofertan créditos “en un lapso de 15 minutos a una hora”, como señala la startup Vivus.

 

La Condusef también destaca que sus productos pueden ser especialmente atractivos para usuarios jóvenes, pues no se requiere visitar una sucursal para tramitar alguno de sus productos.

 

Desventajas

La Condusef observa que el principal riesgo del sector es su falta de regulación. Gracias a ello las instituciones que defienden a los usuarios de servicios financieros no pueden interceder en caso de alguna disputa. El organismo observa, por ejemplo, “que si por algún motivo la institución no procede adecuadamente, no actualiza el historial crediticio, o el saldo de crédito –luego de realizar los pagos correspondientes– no es satisfactorio, el deudor no tendrá quién lo respalde legalmente”.

 

Esta falta de regulación no tiene impactos potenciales solo en los usuarios, sino también sobre las personas que invierten su dinero en estas empresas. “Las fintech se dedican a realizar préstamos con recursos que obtienen de otras personas [...] considera que la persona que presta el dinero lo hace bajo el riesgo de que no le paguen”.

 

Y aunque en general el sector se ha desarrollado con relativamente pocas controversias, en octubre de 2016 la compañía Donadora, dedicada al crowdfunding, se vio envuelta en polémica luego de que fuera utilizada para defraudar a 188 personas que invirtieron en Foodies, una compañía de entrega de alimentos a domicilio. Norman Müller, director de la compañía, anunció que la compañía reembolsaría los 962 mil pesos invertidos en Foodies.

 

**

Las tendencias y retos del sector fintech se discutirán en México los próximos 19 y 20 de septiembre en el marco de la cumbre Finnosummit 2017Paréntesis y Finnovista te invitan a participar con un descuento del 20% en tu entrada general usando el código PARENTESIS20.

 

AOV

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Has utilizado algún producto del sector fintech?

Comenta: