parentesis.com/

‘RAM Pressure Under Fire’ – Ciencia ficción, estrés y mucha estrategia


RAM Pressure Under Fire llega para recordarnos la belleza de los juegos de estrategia en PC

por: Don Francisco Don Francisco

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

RAM Pressure Under Fire es una de esas propuestas que puede pasar desapercibida para muchas personas, pero una vez que lo descubres y le das la oportunidad, se convierte en un juego que te quita el sueño sin que te des cuenta. Eso sí, advertidos están a partir de ahora que se trata de un género complicado y estresante si eres muy nuevo y no tienes paciencia, pero así son las cosas con los juegos de rol táctico (o TRPG, si lo quieres llamar así). 

 

 

Hay otros exponentes del género allá afuera que mantienen vivo el legado de este sistema de estrategia, Warhammer 40,000 sólo por mencionar uno, y otros que tienen un sistema de entrada más “amigable”, pero que con el tiempo elevan su dificultad; aquí, a pesar de que tiene una curva de aprendizaje considerablemente buena, desde un inicio sientes la emoción de tener a tu cargo un escuadrón cuyas vidas dependen enteramente de ti. 

4Game nos proporcionó un paquete especial para entrarle durísimo y con algunos recursos a la batalla, pero ¿De qué trata RAM Pressure Under Fire? 

 

Una historia ficticia que se siente muy real 

 

Lo primero que hay que destacar es que la historia se siente muy real. Me sacó de onda que apenas inicié el juego, comenzó con una especie de noticiero que reportaba la caída de meteoritos a la Tierra, y un conflicto de intereses por investigar qué son y de qué están hechos. A partir de aquí, tomaremos el rol de una nación con el fin de “ser el primero” en interceptar dichos objetos no identificados, esto para evitar que otros países tomen el control de ellos, e impedir que un conflicto bélico se desate a partir de tener información privilegiada. 

 

 

Dependiendo del comando que elijas, tendrás algunas interacciones específicas con tu equipo, con el que seguro te vas a encariñar desde el primer momento porque sus interacciones se sienten como “algo que de verdad diría un soldado o una unidad en esa situación”. La mecánica es simple: llega antes que los demás, y si alguien se te adelantó, elimínalo para recuperar aquello que tanto reclamas como tuyo… 

 

 

Por supuesto, el lado de la ciencia ficción tiene un papel importante, pues al igual que los cómics o las películas del género, algo que cae misteriosamente de la Tierra no puede ser tan común; en RAM Pressure Under Fire, nos daremos cuenta que no sólo nos enfrentamos a otros humanos para recolectar estos materiales, sino que ahora no estamos solos: los extraterrestres han llegado y será nuestro deber descubrir sus intenciones. 

Aquí paramos un poco con el apartado de la historia porque por su mera narrativa, vale la pena experimentarla por uno mismo, lo que sí quiero dejar en claro es que, aunque hay una participación de estos elementos de ficción en el juego, realmente te sentirás más amenazado por los otros humanos que quieren conseguir lo mismo que tú, hasta cierto punto, podríamos decir que son los que más miedo te van a dar, especialmente, por lo táctico que se llega a poner el juego. 

 

Gran variedad de formas de experimentar la estrategia 

 

Los modos de juego de RAM Pressure Under Fire tienen los suficiente para no aburrirte, y si a esto le sumamos la cantidad de clases, armas, mejoras y demás, tienes un juego bastante completo que, si eres clavado con la personalización de un escuadrón o de este tipo de elementos, te mantendrá pegado. 

Los modos de juego son los siguientes: 

  • PVE (Historia, contratos, protección de objetivos y cooperativo): Te enfrentarás a la historia que se desarrolla en el juego. Tú contra el ambiente en solitario o con ayuda de tus amigos. Además de esto, cuenta con misiones especiales que involucran la protección de un objeto de manos enemigas, reconocimiento de una zona o simplemente sobrevivir a una oleada de enemigos para ganar un montón de experiencia.
  • PVP (Clasificatoria, combate de clanes, escaramuza): Jugador contra jugador. Una experiencia pensada para aquellos que son fans del competitivo. Ya sea en solitario o con tu squad de amigos, enfréntate a los demás. En escaramuza, se añade un nuevo nivel de dificultad al tener que cuidarte también de la raza alienígena. 

 

¿Qué tal se juega RAM Pressure Under Fire?

 

Todo el juego se desarrolla en un mapa con diferentes ambientaciones, y éstas cambiarán dependiendo de la misión. En algunas ocasiones jugarás en una isla, en una base militar o zona resguardada e incluso tendrás la oportunidad de enfrentarte en un entorno que cuenta con casas y parece una zona más casual. La variedad de elementos siempre está presente, al igual que la estrategia. 

 

 

Como seguramente habrás visto, en este tipo de juegos normalmente tus personajes se mueven por medio de una cuadrícula que limita sus movimientos hasta ciertas zonas del mapa. Aquí, puedes mover a tu unidad en su espacio delimitado o bien, gastarte un turno adicional de acción para llegar más lejos (zona amarilla), a cambio, siendo castigado con no poder responder ante un ataque sorpresa. La cuadricula no es tan visible ni tan estorbosa, pero cuando aparece, te indicará información básica como tu precisión, cobertura desde la posición, si pueden atacarte los enemigos, etc. 

 

 

Aquí comienza a ponerse sabrosa la cosa: tus unidades pueden ser de diferentes tipos, desde las básicas que sólo son útiles para disparar a quemarropa hasta las especializadas, que te ayudarán con el reconocimiento del área, los disparos a larga distancia, granadas de luz para desestabilizar a tu enemigo, etc. Por supuesto, no eres el único que está preparado para combatir, así que los enemigos usarán las mismas tácticas -e incluso mejores- para derribarte. 

Si hay algo muy bien logrado en el juego es la tensión que provocan estos enfrentamientos. Es como jugar ajedrez en campo abierto, muy estresante, y peor aún, si juegas con audífonos te vas a llevar uno que otro susto cuando creas que un enemigo “de lejos” no te va a atinar (varias veces me pasó, así que aguas). Por supuesto, el grado de dificultad se eleva todavía más cuando entendemos que el terreno tiene sus ventajas, hasta el poste de una carpa puede serte de protección ante un inminente tiro a la cabeza, y viceversa, un mal posicionamiento puede dejarte desprotegido porque uno de tus disparos rozó con la esquina de una caja. 

 

 

Con el fin de complementar la experiencia, las unidades de RAM Pressure Under Fire cuentan con una serie de habilidades que se pueden personalizar una vez que hayas ganado experiencia, y se enfocarán en tareas sencillas como recargar tu arma sin sacrificar un movimiento (porque sí, tienes que recargar manualmente y eso ocupa parte de tu turno), hasta aumentar la precisión de tus disparos o hacer que algunos de ellos sean directo a los chalecos antibalas. A esto me refiero a que no te vas a aburrir. La cantidad de desbloqueables es muy, muy buena, y al menos a mí que me encanta el género de RPG y la estrategia, me sentí muy a gusto con la personalización.

 

Los disparos que no llegaron a ningún lado 

 

No todo es perfecto, de hecho, hay algunos puntos que, si bien no opacan la experiencia por completo, sí nos dejan pensando en el ‘¿Qué pasó?’. Uno de los atractivos principales del juego es su localización al español latinoamericano -con todo y soporte localizado- para que lo disfrutes sin pretexto, sin embargo, hay algunos textos que no aparecen completos o bien, que no son tan claros para el entendimiento del idioma. Al menos, en mi caso, varias veces confundí el significado de los términos porque no sabía si “expulsar” o “eliminar” quitarían definitivamente a un personaje de mi Squad, y aunque después pude darme cuenta de la diferencia, creo que pudieron ser más claros en este aspecto. 

 

 

En cuanto a la jugabilidad y estabilidad del juego, se comportó a la altura el 90% del tiempo, con algunas cajas de texto de la selección de misión que no desparecían hasta reiniciar el juego. Lo jugamos con una tarjeta gráfica dedicada (GTX 1060) y con un procesador Intel Core i7 de sexta generación y también con los gráficos integrados de un Intel Core i3 de decimosegunda generación, y aunque es jugable con gráficos integrados, recomendamos ampliamente jugarlo con una tarjeta de video.

Sobre la jugabilidad, no es un punto malo en realidad porque ni siquiera es culpa del juego, pero muchas veces sentirás que la IA es bastante injusta contigo, pues aunque estén a la misma distancia o ellos en campo abierto, tus disparos no acertarán para nada. Sí, ya sabemos que hay que mejorar la precisión de las unidades (y yo lo entiendo), pero tenlo en cuenta para que no te agarre de bajada y te deje un mal sabor de boca.

Agradecemos al equipo de 4Game por facilitarnos el bundle para tener una experiencia más completa con RAM Pressure Under Fire

Comenta:

separador de nota