parentesis.com/

Nuestra Matrix es la adicción a la tecnología


La actriz Carrie-Anne Moss, famosa por su papel como Trinity en La Matrix, considera que vivimos nuestra propia distopía tecnológica.

por: Alejandro Martínez Gallardo Alejandro Martínez Gallardo

portada de nota
precios de venta

Según Trinity, de Matrix, ya vivimos en la Matrix: es nuestra adicción a la tecnología.

 

En una entrevista reciente, Carrie-Anne Moss, la actriz que encarnó el legendario papel de Trinity, pieza vital en el despertar de Neo en La Matrix, mostró una notable lucidez para entender el paisaje tecnológico en el que estamos incrustados.

 

Una de las condiciones fundamentales de estar dentro de la Matrix es que no nos damos cuenta que estamos dentro de un mundo irreal. Esto es un poco lo que detecta que está pasando "Trinity" de la vida real en nuestras vidas. "Camino por las calles y todos están viendo a sus teléfonos sin interactuar y pienso que estamos en la Matrix. Me recuerda la escena inicial donde los bebés están conectados a sus pods, cargando baterías", dijo la actriz. Ciertamente la imagen es fuerte y puede parecer hiperbólica, pero merece reflexionar: ¿Hasta qué punto somos nosotros lo que controlamos nuestra tecnología o y hasta qué punto es la tecnología la que nos controla a nosotros? ¿Son los aparatos los que funcionan automáticamente o somos nosotros los autómatas?

Carrie-Anne Moss dice que si bien la tecnología tiene cosas muy buenas, también genera importantes preguntas que debemos discutir: "¿Cómo debemos criar a los niños en la era de las redes sociales?... Cómo debemos de proceder con los smartphones cuando hay cosas que no entendemos? Por ejemplo, yo soy adicta a mi teléfono y las personas son adictas a los teléfonos y se los estamos dando a los niños. Debemos de pensarlo bien porque no sabemos que efectos tiene esto. Me recuerda al cigarro, antes las personas fumaban y decían fuma, relájate no pasa nada y hoy sabemos los daños que hace". Y aunque es poco probable que tener cerca el teléfono todo el tiempo genere problemas de salud similares al tabaco, hay mucho factores más sutiles que podrían afectarnos a la larga. Adicciones, problemas de concentración, aislamiento, depresión, pánico social, todas estas cosas han sido ligadas al excesivo uso de la tecnología.

 

Nota relacionada: ¿Te conectas mucho? Tal vez tengas digifrenia.

 

Parece sencillo simplemente decir, “pues no hay que usar el teléfono o la computadora en exceso”, el problema es que la mayoría los estamos usando en exceso entonces no tenemos un parámetro “sano” de ese exceso porque es la norma. Como en la Matrix, no nos damos cuenta que estamos viviendo en una realidad virtual, porque todos estamos adentro y parece normal.

Comenta:

separador de nota