Entre más te enojes, más difícil será tu videojuego

Enero 22, 2014

por: Alejandra Ramos Barreda

El diseñador Sam Matson de la ciudad de Seattle creó un nuevo sistema con el que los jugadores aprenderán a controlar su enojo, ya que de lo contrario, su puntuación se verá afectada.

La ira es uno de los principales problemas a la hora de jugar videojuegos, ya que muchas personas, además de frustrarse, pueden ponerse un tanto agresivas y desquitar su furia con otros jugadores, especialmente cuando se trata de un juego en línea. Sin embargo, el diseñador Sam Matson de la ciudad de Seattle creó un nuevo sistema con el que los jugadores aprenderán a controlar su enojo, ya que de lo contrario, su puntuación se verá afectada.

 

“Mi hermano estaba jugando Call of Duty en Xbox Live y estaba gritándole a la pantalla por su frustración de perder”, dijo Sam Matson en una entrevista con Gizmag. “Normalmente, el es un gran jugador de COD, pero entre más frustrado estaba, él empezaba a recibir peores palizas. Yo ya estaba haciendo investigación sobre biometría, así que decidí fusionar eso con los videojuegos para hacer frente a este fenómeno del enojo gamer”.

 

 

Inicialmente, lo que hizo Sam Matson fue hackear un control de Xbox para poder medir el ritmo cardiaco del usuario; sin embargo, al final decidió que sería más práctico utilizar un accesorio con forma de auricular, al que bautizó como Inmmersion. Este auricular se coloca de la misma forma que unos auriculares inalámbricos, sólo que dentro de su estructura cuenta con sensores ópticos de pulso que monitorean minuto a minuto el cambio en el color del tejido del oído para determinar el ritmo cardiaco.

 

De la misma forma, Matson diseñó un videojuego al que le cambió la plantilla original por un sistema de inteligencia artificial para los enemigos y un OSC (Open Sound Control) que interpreta los datos del pulsómetro, los cuales son enviados directamente al juego vía Bluetooth.

 

Matson aún no logra capturar datos suficientes, por lo que la investigación y ajustes a Inmmersion aún no concluyen; sin embargo, espera que en un futuro cercano su producto final pueda llegar al mercado, ya que podría contribuir a un mejor control de las emociones de los jugadores, ya sean niños o adultos, así como dominar otro tipo de emociones como son los nervios. 

Nos interesa tu opinión:

Comenta: