parentesis.com/

Estafas más comunes con criptomonedas


El crecimiento masivo de las criptomonedas ha generado oportunidades para la delincuencia.

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Antes que nada, te debo decir que el crimen ligado a las criptomonedas tuvo un año récord en 2021: según un informe de la empresa de cadena de bloques de datos Chainalysis, los estafadores robaron USD 14 000 millones en criptomonedas ese año. 

Si te interesan las criptomonedas, es importante que conozca los riesgos, te cuento algunos muy comunes:
Hay muchos tipos de estafas con criptomonedas. Entre las más comunes, se incluyen las siguientes:

Sitios web falsos
Los estafadores a veces crean plataformas falsas de intercambio de criptomonedas o versiones falsas de billeteras de criptomonedas para engañar a víctimas desprevenidas. Estos sitios web falsos suelen tener nombres de dominio similares a los que intentan copiar, pero con alguna pequeña diferencia. Lucen muy parecidos a los sitios legítimos, por lo que es difícil distinguirlos. Los sitios falsos de criptomonedas operan de alguna de estas dos formas:

Como páginas de phishing: todos los datos que ingrese, como la contraseña o la frase de recuperación de su billetera de criptomonedas y otra información financiera, termina en manos de los estafadores.

Como un robo directo: en un principio, el sitio puede permitirle retirar una pequeña cantidad de dinero. A medida que sus inversiones parezcan tener un buen rendimiento, es probable que invierta más dinero en el sitio. Sin embargo, cuando posteriormente quiera retirar su dinero, puede que el sitio se cierre o que rechace la solicitud.

Estafas de phishing

Con las estafas de phishing con criptomonedas, se suele buscar información relacionada con las billeteras en línea. Los estafadores apuntan a las claves privadas de las billeteras de criptomonedas, que son necesarias para acceder a los fondos que contienen. Su método de trabajo es similar a otros intentos de phishing y se relaciona con los sitios web falsos antes descritos: envían un correo electrónico para captar a los receptores y hacer que ingresen a un sitio web armado especialmente y les solicitan que ingresen información privada importante. Cuando adquieren esa información, roban las criptomonedas de las billeteras.

Estrategias de inflar y vender

Consiste en que los estafadores promocionen una moneda o un token particular a través de correos electrónicos o de las redes sociales, como Twitter, Facebook o Telegram. Para no quedarse afuera, los comerciantes se lanzan a comprar las monedas y, de esta forma, disparan el precio. Una vez que logran inflar el precio, los estafadores venden sus participaciones, lo que provoca una caída del valor del activo. Esto puede suceder en cuestión de minutos.

Aplicaciones falsas

Otra forma habitual en la que los estafadores engañan a los inversores de criptomonedas es a través de aplicaciones falsas disponibles para descargar en Google Play y la App Store de Apple. Si bien estas aplicaciones falsas se detectan y se eliminan rápidamente, afectan muchos balances. Miles de personas han descargado aplicaciones falsas de criptomonedas. 
Respaldos falsos de celebridades.

A veces, los estafadores de criptomonedas se hacen pasar por celebridades, empresarios o personas influyentes, o afirman contar con su apoyo, para captar la atención de posibles víctimas. En ocasiones, esto incluye vender criptomonedas fantasmas que no existen a inversores inexpertos. Estas estafas pueden ser sofisticadas: utilizan sitios web llamativos y folletos que simulan el respaldo de celebridades, como Elon Musk.

Estafas de regalos

Suceden cuando los estafadores prometen igualar o multiplicar las criptomonedas que se les envían en lo que se conoce como estafa de regalo. Mandan mensajes ingeniosos procedentes de lo que, a menudo, parece una cuenta válida en las redes sociales para generar una sensación de legitimidad y provocar urgencia. Esta supuesta oportunidad “única en la vida” puede hacer que las personas transfieran fondos al instante, con la esperanza de obtener un rendimiento instantáneo.
Estafas de extorsión y chantaje.

Otro método que los estafadores utilizan es la extorsión. Mandan correos electrónicos en los que informan que tienen un registro de sitios web para adultos visitados por el usuario y los amenazan con exponerlos, a menos que compartan claves privadas o les envíen criptomonedas.

TE PUEDE INTERESAR: El Ford Escort RS Turbo 1985 de la Princesa Diana, será subastado

Estafas de minería en la nube

La minería en la nube hace referencia a empresas que permiten alquilar el hardware de minería que operan, a cambio de una cuota fija y una parte de los ingresos que supuestamente obtendrán los usuarios. En teoría, esto les permite a las personas minar de manera remota sin comprar un hardware costoso de minería. Sin embargo, muchas empresas de minería en la nube son una estafa o, al menos, ineficientes: los usuarios terminan perdiendo su dinero o ganando menos de lo prometido.

Ofertas iniciales de monedas (ICO) fraudulentas.

Una oferta inicial de monedas o ICO, por sus siglas en inglés, es una forma de que las empresas emergentes de criptomonedas recauden dinero de los futuros usuarios. En general, a los clientes se les promete un descuento en las criptomonedas nuevas a cambio de que envíen criptomonedas activas, como bitcoin u otra criptomoneda popular. Muchas ICO han resultado ser fraudulentas; los delincuentes han hecho hasta lo imposible para engañar a los inversores, como alquilar oficinas falsas y crear materiales de marketing de alto nivel.

Comenta:

separador de nota