Lo bueno y lo malo de los phablets

Noviembre 29, 2013

por: Carlos Peña

¿Estás en busca de un phablet, pero sigues sin estar convencido de sus ventajas y desventajas? Échale un vistazo a la experiencia de alguien que las ha amado y odiado después de usarlas.

Recuerdo la primera vez que Samsung anunció un teléfono de 5.3 pulgadas, pero recuerdo aún más la primera vez que tuve su Galaxy Note en las manos. Definitivamente era mucho más grande de lo que me imaginaba, y acostumbrado a tener siempre teléfonos que cabían en la palma de una mano me parecía que ese invento —posteriormente denominado como phablet por la combinación o juego de palabras entre smartphone y tablet (y que para efectos prácticos nos referimos a él en masculino, pues, como sea, no deja de ser un celular)—estaba destinado a pasar desapercibido en la lista de deseos de las personas.

 

Sin embargo, no fue así. De hecho el Samsung Galaxy Note N7000 fue tan sólo el comienzo de lo que posteriormente sería una ola de grandes pantallas que evolucionarían a displays de 5.5, 5.7 y hasta 6.4 pulgadas con el Sony Xperia Z Ultra. Y de alguna manera lo entiendo, he tenido la oportunidad de probar cada una de estas pantallas y aunque al principio el tamaño intimide demasiado, la realidad es que esta categoría de teléfonos tienen un perfil de usuario muy bien definido, así que no hay razón para desacreditarlas sólo por sus dimensiones.

 

Así que si estás en busca de alguno de estos teléfonos te alegrará saber que ya no es necesario contar con más de $10,000 pesos para poder adquirirlas, pues a medida que se hicieron populares otras marcas comenzaron a pensar en la manera de ofrecer equipos más accesibles, por supuesto con menos características Premium (como la resolución de la pantalla), pero que a final de cuentas ofrece la misma sensación de espacio y en cuestión de imagen, es percibido de la misma manera, porque definitivamente es una realidad que uno de esos teléfonos está hecho también para imponer, no es sólo una cuestión de funcionalidad.

 

Pero sin más rodeos, te recomiendo que le eches un vistazo a esta lista con las ventajas y desventajas de los phablets y así puedas analizar con más conciencia si es realmente lo que estás buscando o si al final las desventajas para ti pesan más que las cosas buenas.

 

Ventajas:

1. Sin duda la primera virtud de estos teléfonos es la excelente experiencia para ver videos o películas. Si eres un fanático de YouTube, o si tienes una suscripción con Netflix y descargaste su app al teléfono, no hay nada más satisfactorio que ver las cosas en una pantalla que además de tener el tamaño ideal, es la misma que la de tu teléfono, por lo cual en teoría no tendrías que cargar un teléfono y una tablet, como en caso de las personas que tienen teléfonos de 4 pulgadas o menos.

 

2. Otra cosa envidiable de estas pantallas es la facilidad y lo bien que se ven los juegos. Generalmente las pantallas pequeñas ayudan a desplazarte con mayor facilidad en las opciones de un sistema operativo, pero si estamos hablando de aplicaciones, definitivamente la pantalla de un phablet se convierte en una pequeña ventana a lo que sea que estés jugando. Y si a esto sumamos que en Android cada vez son más las aplicaciones que buscan ofrecer gráficos al estilo de los videojuegos, ya podrías descartar la idea de tu mente de comprar también una consola portátil. A menos claro, que sí seas extremadamente exigente y un fanático de los videojuegos y lo que buscas aún no esté adaptado a aplicación.

 

3. Uno podría pensar que al tener una pantalla de gran tamaño la pila se consume en un abrir y cerrar de ojos, pero la realidad es que precisamente pensando en que esto no se convierta en una pesadilla para los usuarios, prácticamente todas los phablets actualmente en el mercado tienen baterías de más de 3000 mAh, que combinados con procesadores de dos y —mejor aún— de cuatro núcleos, ofrecen un rendimiento óptimo, por lo cual resultan fieles compañeros para poder usarlos por un día entero sin tener que andar persiguiendo enchufes de electricidad.

 

4. Dadas sus características han resultado una gran alternativa para las personas que están en busca de un teléfono y de una tablet, sobre todo las que ya traen integrada la stylus como es el caso de la Samsung Galaxy Note o la LG G Pro Lite. Así que los profesionistas y estudiantes que necesitan editar documentos, leer archivos largos o simplemente con mucha creatividad para editar imágenes y fotos, pueden explotar todas las posibilidades de no cargar con dos gadgets diferentes.

 

5. Una última ventaja que lo pone en ventaja frente a los smartphones tradicionales es lo cómodo que es realizar videollamadas. Si eres una persona que está en contacto con amigos que no viven en tu misma ciudad, te gusta platicar con novia o novio por las noches, o lo utilizas por cuestiones de trabajo, verás que ese sentimiento de tener que prender la computadora para continuar la llamada tarda demasiado en hacerse presente.

 

 

Ahora vamos con el lado obscuro de estos dispositivos, las desventajas:

1. Su más grande beneficio, también es su peor característica. A todos nos encanta la idea de tener una pantalla con un gran campo de visualización, pero no para todos es una buena opción por el estilo de vida que llevamos. Resulta que si eres una persona que está acostumbrada a viajar con pocas cosas y los únicos bolsillos que tienes son los de tu pantalón o camisa, un phablet es una pésima idea. A las 5 pulgadas hay que sumarle los bordes y el grosor del dispositivo, que al final resultan en un dispositivo que te tienes que meter casi a presión al pantalón, que en la camisa definitivamente no entra, y que en todo caso para llevar tendrías que usar un pantalón o una chamarra que te quede holgada.

 

En este sentido las mujeres tienen una gran ventaja, están acostumbradas a utilizas bolsos que tienen espacio suficiente para guardar todos sus secretos femeninos y además un teléfono con pantalla grande. En el caso de los hombres que estamos más acostumbrados a responder una llamada sacando el teléfono del pantalón o de la camisa, tendríamos que obligarnos de alguna manera a usar algún tipo de mochila o funda que en muchos casos, no es cómoda.

 

2. Casi como si fuera una continuación del primer punto está la parte de la seguridad. Suponiendo que consigues la mochila perfecta o no te importa que te apriete un poco en el pantalón, es una realidad es que viajar con un equipo tan vistoso en el transporte público o en la calle es una gran tentación para los amantes de lo ajeno, y si necesitas consultar algo en el teléfono o tomar una llamada, es prácticamente imposible evitar que la gente lo note y que se percate de que lo que traes en las manos no es un producto barato. Así que en pocas palabras, si pasas mucho tiempo en la calle o en el transporte, no me parece una opción viable.

 

3. Parece poco relevante mencionar la poca compatibilidad que existe en materia de accesorios para estos teléfonos si tomamos en cuenta que se crearon pensando en profesionales con un estilo de vida un tanto más serio que no va andar buscando ponerle la carita de Hello Kitty a la carcasa, pero si tomamos en cuenta que hay modelos ya de menos de $5,000 pesos, es pertinente mencionar que más allá de la cuestión estética tampoco hay fundas protectoras de caídas, y si a eso le sumamos que los modelos actuales no se caracterizan precisamente por tener una estructura muy sólida (todos son de plástico) esto puede ser una gran desventaja.

 

4. Una de las últimas experiencias incómodas que pase con uno de estos celulares fue el recibir una llamada justo en el momento en el que iba caminando en una avenida, sentí vibrar el celular y el sólo hecho de pensar que la gente me vería caminar con un teléfono del tamaño de mi cara me hacía pensar que estaría tan expuesto como salir a un parque con mi laptop a hacer una tarea. No sólo tenía que cuidarme de la gente sospechosa, sino que además tenía que cuidar que el teléfono no se me fuera a salir de la mano. En todo caso, la opción más conveniente para hablar por tiempos prolongados por teléfono sería el utilizar el manos libres, pero ese es un accesorio del que nadie quiere depender.

 

5. Finalmente el mandar mensajes tiene que formar parte de esta lista ya que en definitiva las personas que se la pasan mensajeándose con sus amigos todo el día, tuiteando, chateando o lo que sea que incluya el uso del teclado podrían encontrar muy poco práctico el tener que sujetar todo el tiempo el celular con ambas manos. Y a pesar de que teléfonos como el Xperia Z Ultra tiene una función para fragmentar el teclado, sigue siendo muy poco práctico para mandar mensajes a una mano.

 

 

Entonces, ¿es un phablet lo que estabas considerando para tu próximo celular?

Nos interesa tu opinión:

Comenta: