¿Cómo conocer y mantener una relación de novios por internet?

Febrero 13, 2014

por: Carla L. G. Hurtado

Conocer a una persona por internet se considera un acto muy peligroso, pero si se tienen las precauciones necesarias podrías conocer mucha gente nueva y quizás a tu futura pareja.

La tecnología ha traído nuevas formas para socializar con personas, acercarnos con los amigos que están lejos e incluso nos ha llevado a conocer a gente nueva de todas partes del mundo. Seguro conoces a un amigo o al “primo de un amigo” que afirma haber encontrado al amor de su vida en internet. La web se ha convertido en el factor determinante para que muchas personas puedan conocerse y empezar una amistad o una relación de pareja no solamente a distancia. 

 

He conocido a un puñado de gente por internet procedentes de todas partes del mundo: Argentina, Chile, Líbano, Australia y diversos estados de la República Mexicana; de entre todas esas personas, una resultó ser mi mejor amiga y otro mi novio. Cualquiera podría decir que hoy en día es una locura atreverse a conocer a alguien que ha salido de un chat o un sitio web, dado que es muy probable que seamos víctimas de una mentira o de algo mucho peor: un secuestro. Sin embargo, estos “modus operandi” son acciones recientes. No hace muchos años, la red no era la herramienta principal de gente con malas intenciones y se podía confiar, hasta cierto punto, que la persona sentada del otro lado del monitor es quien dice ser. Ahora esto no es así. 

Lamentablemente hay muchos laberintos y callejones obscuros dentro de Internet que son nidos de pedófilos, secuestradores, estafadores, hackers y quien sabe cuanta alimaña; se tiene que andar con cuidado al navegar por internet puesto que uno se puede convertir en presa fácil de algún malware, virus o robo de identidad. 

 

Si tu interés es conocer a alguien por internet hay muchas cosas que debes de tener en cuenta y llevar a cabo antes de concretar una cita con “un desconocido”. Si conoces a alguien a través de un sitio web de citas u otra red social como Facebook y similares, antes de concretar una cita personal, conoce a la persona. Tomen un tiempo de conocerse durante un tiempo mediante emails o un chat seguro. Nunca, bajo ninguna circunstancia des tu número de teléfono –ni fijo, ni celular, datos importantes como la dirección de tu casa, información bancaria, contraseñas y piensa dos veces antes de mandar una foto. 

 

Una foto “candente” puede perjudicarte mucho si llega a caer en manos equivocadas, así que deja las fotos de lencería para mucho, mucho después. Una foto de tu cara en la que te veas guapo o linda es más que suficiente; incluso una foto de tu cara es un material que debes de tratar con mucho cuidado.  

Otro punto que debes manejar con cuidado son las videollamadas. El uso de la cámara web está muy viciado últimamente y puedes encontrarte cosas desagradables. Hacer una videollamada debería ser algo que se lleve a cabo después de un tiempo cuando “sientan” que ya se conocen un poco mejor. Si una persona insiste en que le mandes una foto o hacer una videollamada al primer instante en que se conocen no te garantiza que la experiencia sea muy grata. 

 

Una vez que ya se hayan conocido y si no se rompió el encanto -porque hay que admitir que mucha gente es superficial y si no le pareces atractiva o atractivo dejará de estar en contacto contigo- pueden concretar una cita en persona. Procura elegir un lugar que conozcas (o que ambos conozcan), que sea bastante concurrido y durante el día; todo esto es para garantizar tu seguridad. 

Si todo es miel sobre hojuelas durante las siguientes citas puede que dentro de poco puedas decir que conociste a tu actual pareja en internet. Sin embargo, es bueno resaltar que el amor no nace en internet, es algo que se crea con el tiempo cuando las dos personas son compatibles o afines en muchas cosas. 

 

Internet no solamente sirve para conocer gente nueva, también puede ayudarte a estar en contacto con amigos o familiares, hasta con tu pareja si es que se encuentra lejos. Muchas parejas llevan una relación a distancia y son capaces de mantenerla porque ambos se tienen confianza y saben que su noviazgo es seguro, además de que ya cuentan con muchas ventajas que les permiten estar más tiempo en constante comunicación.

Para poder “verse” tienen Skype, para escribirse cuentan con una amplia gama de aplicaciones para dispositivos móviles. Incluso hay algunas que son exclusivas para parejas, como lo es Couple. Con Couple pueden crear una lista de cosas por hacer, compartir fotos, hacer dibujos y hasta “besarse”. Sin duda es una de las funciones más lindas de dicha app. Sólo tienes que poner tu dedo en la pantalla, aparece una curiosa huella digital que, si la otra persona pone su dedo sobre la pantalla también y une su dedo con tu “huella”, el smartphone vibra, como si se dieran un beso. 

 

Si una aplicación te parece demasiado fría, puedes intentar con una serie de gadgets que te notifican cuando tu pareja está “pensando en tí”. Y para parejas que les gusta experimentar cosas nuevas, hay lencería que vibra. 

No tiene que ser algo sumamente difícil o costoso mandar un regalo a tu pareja cuando se encuentra en otro estado o país. Se entiende perfectamente que no siempre se tiene soltura económica como para mandar algo por paquetería. Para esos casos, puedes crear un blog (Tumblr, Blogspot, Wordpress, etc) en el cual publiques una galería de fotos o una serie de escritos románticos. Cuando termines puedes mandarle el link en un mensaje  o en un correo electrónico, o por qué no, creando un código QR en forma de corazón para que tenga que escanearlo.

 

La distancia no es un problema cuando se cuenta con internet. Pueden ponerse de acuerdo para ver una película al mismo tiempo y comentarla por mensaje, whatsapp u otro servicio de mensajería. El costo de la llamada no es pretexto, ya que existe Viber y pueden llamarse de manera gratuita por cuanto tiempo quieran. 

 

Conocer una persona por internet o mantener una relación a distancia siempre conlleva muchos tabúes, no todos lo ven de buena manera y te tachan de raro; sin embargo, si se hace de la manera correcta, sin correr peligros y sin jugar con el tiempo y/o sentimientos de la otra persona, la red puede transformarse en una muy buena herramienta. 

Nos interesa tu opinión:

Comenta: