parentesis.com/

Los autos eléctricos están causando accidentes más caros, pero ¿realmente son más peligrosos que un auto común?


Un estudio de la aseguradora AXA, en Zurich, busca comprobar que tan peligrosos son los autos eléctricos cuando se involucran en algún accidente de tránsito.

por: Mauricio Juarez Mauricio Juarez

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Actualmente los autos eléctricos siguen siendo una novedad. No todos los países los han recibido del todo y en muchos casos siguen siendo un objeto alejado de la posibilidad de la mayoría de los clientes. Además no hay esfuerzos realmente fuertes por familiarizar a las personas con esta nueva tecnología. Por ello existen diversas creencias erróneas y datos que deberíamos conocer para entender de mejor forma a esta evolución de la industria automotriz.

La aseguradora francesa, AXA, realizó un estudio en Zurich, Suiza para comprobar algunos mitos de los autos eléctricos, así como para aprovechar la ocasión y brindar más información sobre los mismos.

Su estudio e información se baso en puntos muy específicos. Para empezar hablaron sobre qué tan cierto es que los autos eléctricos pueden provocar accidentes más caros. Respecto a este primer tema, la respuesta rápida y sencilla es, sí. Sin embargo, hay que conocer las razones. En este caso el precio de un mismo auto eléctrico tiende a ser mucho mayor que el de un auto a combustión, por ello mismo el precio de su seguro tiende a ser más elevado. Aunque también en caso de sufrir un accidente,  es mucho mayor la cantidad de dinero que el seguro tiene que cubrir ya que estos modelos cuentan con componentes y sensores más caros, un ejemplo: las baterías.

El segundo punto a tratar fue el de los incendios y es que hay una falsa creencia en la que muchos aseguran que un accidente en un auto eléctrico es casi una garantía de incendio. Sobre esto AXA asegura que tal afirmación es una exageración, pues incluso presentan una estadística en la que queda claro que de cada 10,000 accidentes automovilísticos solo 5 terminan en incendio, incluyendo aquellos de vehículos a combustión.

Lo que sí es cierto es que un incendio de auto eléctrico es mucho más difícil de controlar, ya que no se puede apagar de la misma forma en la que se apaga el de un auto a combustión. Para empezar si el incendio involucra una ruptura en las baterías, se deben usar químicos especiales y no agua, además de que los cuerpos de emergencia en caso de tener que rescatar a alguien dentro del auto, deben cortar la corriente a través de zonas de fácil acceso para ellos para garantizar una extracción segura.

Finalmente, hablan del factor humano y de un fenómeno llamado la "sobreexplotación". En este apartado se hace especial énfasis en que son principalmente los mismos conductores los que propician accidentes al emocionarse por el poder y sensaciones que entregan estos autos bajo aceleración. Por lo que constantemente hunden el pedal del acelerador sin tener claras las capacidades del auto, lo que termina muy seguido en accidentes. Solo este fenómeno lleva un aumento de 50% en accidentes de autos eléctricos.

 

Comenta:

separador de nota