Gobierno de Estados Unidos prohibe la pistola Liberator

Mayo 11, 2013

por: Carla L. G. Hurtado

El gobierno de Estados Unidos ha puesto manos a la obra para desaparecer los planos de la Liberator, la pistola fabricada con una impresora 3D, para evitar problemas con otros países y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El gobierno de Estados Unidos ha exigido que los planos de la Liberator, el arma que puede fabricarse mediante una impresora 3D, fueran dados de baja de Internet. Las acciones de eliminar los planos se dan después de que se han descargado más de 100 mil veces. 

El Departamento del Estado de la Unión Americana escribió al diseñador del arma un texto que indica que al poner los planos en línea se violan las regulaciones de control de armas. Aunque los archivos ya han sido eliminados de Defcad, el sitio original donde fueron subidos,  aún no está claro si esto va a evitar que las personas tengan acceso al archivo.

Los planos de la Liberator estaban guardaos en el servicio online Mega y cabe la posibilidad de que todavía residan en sus servidores. Además, muchos enlaces a copias de los papeles se han subido al sitio de intercambio de archivos The Pirate Bay, haciéndolos ampliamente disponibles. The Pirate Bay también ha dado a conocer sus vínculos a los archivos a través del sitio social de noticias Reddit, lo que sugiere que muchas más personas van a tener acceso al documento.

La Oficina de Defensa del Cumplimiento de los Controles del Comercio escribió al Departamento de Defensa exigiendo que los diseños se "quitaran del acceso público", para así poder demostrar que no había violado las leyes que regulan el envío de armas al extranjero por haber puesto los archivos en línea y dejar que gente fuera de Estados Unidos pudiera descargarlos.

 

A diferencia de las armas convencionales, la pistola "impresa" está hecha de plástico. Muchas empresas de ingeniería y fabricantes utilizan estas máquinas para probar prototipos antes de iniciar la producción a gran escala, el peligro consiste en que las versiones de escritorio de impresoras 3D son cada vez más populares y se pueden adquirir con relativa facilidad dado sus precios; sin embargo, no cualquier impresora de este tipo sirve para hacer el arma. El Departamento de  Defensa utiliza una impresora 3D industrial que costó más de cinco mil euros, que sirve para producir dicha la Liberator, dado que usa plástico de alta densidad que puede soportar y canalizar la fuerza explosiva que conlleva disparar una bala.

Antes de hacer la Liberator, Wilson –el diseñador de los planos— consiguió una licencia parte de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos para fabricar y vender el arma. La oficina dijo a la BBC que cualquier estadounidense puede hacer un arma para su propio uso, incluso si es "impresa", pero la venta requiere de otro tipo de licencia. Wilson, quien se describe a si mismo como un cripto-anarquista, dice que el proyecto para crear un arma impresa y hacerla ampliamente disponible es "por la libertad"

Nos interesa tu opinión:

Comenta: