parentesis.com/

Ir a la oficina sólo hace que las personas gasten más (REPORTE)


Un reporte muestra que el regreso a la oficina genera un aumento significativo en los gastos de los empleados en México, lo cual afecta la retención y satisfacción de las personas

por: José Robles José Robles

portada de nota

Luego de ese interludio peculiar que fue la pandemia de covid-19 para muchas personas en distintos ámbitos de sus actividades diarias –incluido, por supuesto, el ámbito laboral–, muchos centros de trabajo se debaten ahora entre los avances en flexibilidad laboral logrados durante la crisis sanitaria, o el retorno al modelo anterior, prácticamente presencial en todos los aspectos, lo cual, entre otras consecuencias, ha provocado un aumento significativo en los gastos personales de los empleados.

De acuerdo con el reporte "Gastos asociados al trabajo 2024" de Capterra citado por El Economista, el 53% de los trabajadores en México han notado un aumento en sus gastos relacionados con el trabajo. Los principales costos que han incrementado son los desplazamientos al lugar de trabajo y los servicios de cuidado, en un contexto donde la inflación sigue siendo alta en el país.

"Desplazarse al trabajo implica dinero y tiempo. La mayoría de los empleados en México preferirían trabajar en remoto, pero no todos tienen esta oportunidad", señala la plataforma especializada en comparación de software. Este escenario plantea un desafío para las empresas que necesitan a sus empleados físicamente en la oficina.

Entre los empleados que deben trabajar de manera presencial o híbrida, los rubros de sus principales gastos son:

  • Vestimenta
  • Gasolina
  • Transporte público
  • Comida

Idealmente, estos costos adicionales deberían ser considerados por las empresas, parcial o totalmente, ya que pueden afectar la satisfacción y la retención del personal. Apoyar a los empleados en estas áreas podría ser crucial para mantener un ambiente de trabajo positivo.

Como efecto de esta situación, muchos trabajadores reconsideren su futuro laboral. Según el informe citado, el 68% de los empleados está evaluando cambiar de trabajo debido al aumento en los costos asociados con el trabajo presencial, el 36% planea reducir su productividad y el 22% está considerando la renuncia como una opción.

"Las empresas deben tener en cuenta estos gastos adicionales si exigen a sus empleados trabajar más días en la oficina", señala Capterra. Ignorar estas preocupaciones podría resultar en una pérdida significativa de talento.

Por este motivo, la flexibilidad laboral sigue siendo un factor clave para muchos empleados. Las vacantes que ofrecen opciones de trabajo flexible reciben un 29% más de solicitudes, según LinkedIn. Esto refleja un claro deseo de equilibrio entre la vida laboral y personal.

En el caso de México, en 2024, se ha observado una tendencia cada vez más creciente hacia el retorno a la oficina, ya sea de manera completamente presencial o en modelos híbridos. Sin embargo, el reporte de Capterra deja ver que las empresas mexicanas deben enfrentar el reto de equilibrar la necesidad de interacción física con las expectativas de flexibilidad de sus empleados. 

Comenta:

separador de nota