parentesis.com/

El sexo en coches autónomos será un fenómeno


Un estudio predice que las personas tendrán y venderán sexo en vehículos que se conducen por sí mismos.

por: Juan Martín M. Juan Martín M.

portada de nota
precios de venta

El diario Annals of Tourism Research subraya un hecho obvio respecto a la aparición de los vehículos autónomos: los usuarios van a tener sexo en ellos y, probablemente, también venderán servicios sexuales mientras los usan. 

 

El artículo "Autonomous vehicles and the future of urban tourism” evalúa y hace predicciones sobre cómo los vehículos autónomos transformarán no sólo el modo en que se transportan las personas, sino la forma de vacacionar, ver películas o tener sexo. 

 

Scott Cohen, profesor de turismo de la University of Surrey, y Debbie Hopkins, de la University of Oxford, auguran que quizá los moteles serán sustituidos por vehículos autónomos.

 

La afirmación no es descabellada, como tampoco lo es pensar que en Holanda o Nueva Zelanda, países donde la prostitución es legal, los vehículos autónomos se volverán un engranaje más en el comercio sexual. 

 

 

Así como es fácil predecir cómo los vehículos autónomos podrían tener un uso comercial, de acuerdo a los autores, también es sencillo imaginar cómo las "zonas rojas" de las ciudades podrían ponerse sobre ruedas. 

 

El concepto base, en realidad, es el mismo: el sexo sobre ruedas. La gente ya mantiene encuentros sexuales en vehículos en movimiento o estacionados. 

 

Con respecto a los lugares donde los servicios sexuales son legales, se presenta el problema de que la actividad puede ser un poco accidentada o que quien brinde este tipo de labor no pueda escapar tan fácil, en caso de que se presente una situación que ponga en riesgo su vida. 

 

La conclusión a la que llegan los autores de la investigación es que el sexo en carros autónomos se convertirá en un fenómeno, sin duda.

Comenta:

separador de nota