parentesis.com/

Shell House deja ser piloto por un día


La experiencia involucró simuladores de carreras y la visita de dos pilotos estelares: Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel.

por: Roberto Guzmán

 

Es indudable que la parada de la máxima categoría del automovilismo en México es una de las citas deportivas más esperadas del año. El ambiente, la pasión y la emoción que se viven antes y durante la competencia son inigualables.

 

Shell House fue un espacio dedicado a todos los fanáticos del automovilismo, quienes experimentaron más cercanamente la adrenalina del evento.   

 

 

Las actividades que se organizaron aquí involucraron simuladores de carreras (con la guía de Marc Gené, piloto profesional), experiencias de realidad virtual y la visita de dos pilotos estelares: Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel.

 

Con Vettel, incluso pudimos platicar, tomarnos la foto del recuerdo y desearle suerte en la carrera celebrada el pasado domingo, en la que se subió al podio al obtener el segundo lugar.

 

 

Vale la pena decir que algunos de nuestros lectores tuvieron la oportunidad de acudir a Shell House, experimentar las diferentes actividades y divertirse. Por si fuera poco, uno de ellos ganó una gorra firmada por Vettel y Räikkönen.

 

Con la experiencia en Shell House, la máxima categoría del automovilismo se experimentó y vivió como nunca antes. 

 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué te pareció la experiencia de Shell House?

Comenta: