parentesis.com/

El 'padre del internet' quiere que internet salve al propio internet


¿Pueden dejar de escribir internet? - ¡No!

por: Redacción Paréntesis

 

Tim Berners-Lee, considerado el creador de la web, quiere que el propio internet se salve a si mismo y para ponerlo en término coloquiales, redactó un contrato al que invita a participar a gigantes como Microsoft, Facebook y Google.

 

El Contrato para la Web, como ha sido nombrado, establece una serie de principios centrales para que los gobiernos, las empresas y los usuarios puedan mejorar la web

 

Gigantes tecnológicos, como Microsoft, Facebook, Google y otras firmas se han registrado para respaldar y cumplir activamente el contrato, que consta de un total de 76 cláusulas. Actualmente cuenta con el apoyo de más de 150 empresas, aunque faltan por registrarse compañías como Amazon o Apple.

 

Entre los principios de este Contrato, está que los gobiernos tienen la tarea de garantizar que todos los ciudadanos puedan conectarse a internet todo el tiempo. En otras palabras, cada individuo podrá conectarse, y no debe haber censura.

 

En términos de garantizar que todos los ciudadanos del mundo tengan una conexión a internet, el contrato establece una directriz de acceso a la banda ancha disponible para, al menos, el 90% de los ciudadanos en 2030. Las empresas también deben hacer que el acceso a internet sea más asequible, para ese fín.

 

De igual forma pide que se publiquen registros de datos que muestren cómo se comparte la información de sus ciudadanos, para que no restrinjan el acceso a internet y para regular una mayor competencia empresarial. Algo que China y Estados Unidos no podrían aceptar con facilidad, de hecho, ninguno de los dos países ha firmado el Contrato.

 

Mientras que las empresas deberán adoptar “pautas” de neutralidad de la red, “minimizar la recolección de datos a un nivel que sea adecuado, relevante y necesario”, así como ofrecer mejores controles de privacidad y, publicar informes de transparencia y evaluaciones de derechos humanos.

 

Además, las empresas deberán tener modelos comerciales innovadores que fortalezcan los derechos de datos, respeten la privacidad y minimicen las prácticas de recolección de datos. Un punto en el que Google y Facebook seguro deberán poner mucha atención.

 

Por último, la inclusión es algo a lo que el Contrato para la Web pone mucha atención por lo que se pide a las plataformas y gobiernos que ofrezcan contenido en varios idiomas y medios accesibles, favoreciendo principalmente a las mujeres y los grupos marginados.

 

Un ejemplo de lo anterior, es que Berners-Lee pide a los desarrolladores de aplicaciones para correr tomen importancia en las rutas para que las mujeres no se expongan.

 

Si quieres ser parte de esta nueva era de la Web, puedes visitar el sitio https://contractfortheweb.org/

 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué te parece la idea de salvar al Internet?

Comenta: