Dell e Intel presentan la Evolución de la Fuerza Laboral

Septiembre 14, 2012

por: Juan Vázquez

En México, 95% de los trabajadores asegura que los avances tecnológicos generan mayores oportunidades de negocios y nuevas formas de realizarlos. Así, 83% considera que la tecnología les ha permitido ser más productivos y que en el futuro lo serán todavía más.

Los resultados de la 3ra fase del estudio "La Evolución de la Fuerza Laboral", de Dell e Intel, demuestran que la tecnología, a resumidas cuentas, contribuye a elevar la motivación y productividad de los empleados.

Los smartphones, tablets, Ultrabook, aplicaciones y el “cloud computing” hacen a las compañías cuestionarse si es óptimo cambiar su opinión sobre la movilidad.

“Las empresas se están dando cuenta de que, al permitir que los empleados trabajen desde una ubicación remota utilizando la tecnología que prefieren, están dando uno de los pasos más importantes en su motivación, que es la clave para la productividad del negocio”, declaró en conferencia de prensa Luis Goncalves, director de Dell México.

Cuando existe la posibilidad de que los trabajadores participen en la selección de la tecnología utilizada para sus tareas, se genera mayor productividad y lealtad con la empresa. De hecho, México es uno de los países más abiertos a que su planta contribuya en dicho proceso.

Los países en vías de desarrollo parecen estar un paso adelante de los países desarrollados en este aspecto, pues el crecimiento de estas economías coincide con la tendencia a ofrecer diferentes opciones de dispositivos a sus empleados. China (59%), México (57%) y Brasil (50%) presentan un mayor involucramiento de su planta laboral. En cambio, la visión tecnológica de empresas de países como Estados Unidos (29%), Reino Unido (27%) o Francia (28%) es más tradicional.

Un efecto similar se puede notar con las empresas grandes e instituciones públicas con respecto a la pequeña y media empresa (PyME). Se considera que las más dinámicas y de reciente arranque tienen un mejor aprovechamiento de la tecnología laboral con fines de innovación y crecimiento.

El director general de Intel, Scott Overson, es optimista y señala un cambio que beneficiará a todos los sectores. “(Las empresas vamos mejorar) centrándonos cada vez más en las necesidades de los usuarios y no al revés, y en la forma que adoptarán los nuevos dispositivos considerando el estilo propio de cada persona”.

Pero a pesar de todo lo bueno que pueda representar esta apertura, las compañías se siguen preocupando por dos elementos al momento de su adopción: capacitación y seguridad.

La complejidad de estas herramientas tiene que ser dominada por los usuarios, de otra forma se vuelve inservible y frustrante. Además, el fomento de uso de dispositivos personales —sobre los tradicionales de trabajo— podría poner en riesgo los datos de las compañías.

La libertad para los trabajadores y su inspiración luce más tentadora, a pesar de los posibles riesgos. El 60% considera que podría ser más productivo si contrara con mejor tecnología. Incluso, el 70% de los empleados se siente atraído por trabajar donde hay mejores servicios de esta índole. Los últimos porcentajes se estima que incrementen en un 5% este año.

En el estudio se analizó la situación de 11 países, incluye la opinión de ocho mil 360 trabajadores —1,024 fueron realizadas en México— y 29 entrevistas con líderes empresariales de alto nivel durante octubre de 2011.

Nos interesa tu opinión:

  • En su estudio conjunto, Dell e Intel exponen el comportamiento de las empresas en torno al uso de la tecnología.

Comenta: