parentesis.com/

El Banco de México aumenta tasa de interés de 9.25 a 10%


Como una medida económica, el Gobierno de México implementa medida, siendo la de mayor nivel desde el 2008

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

El Banco de México (BdeM) llevó su tasa de referencia a 10 por ciento, el mayor nivel desde 2008, cuando se dirigió como principal instrumento de política monetaria, y luego de 12 alzas consecutivas con las que ha buscado frenar la inflación en el país y seguir el ciclo de incrementos que han tenido las economías más grandes del mundo, en particular el de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

En la penúltima reunión de política monetaria del año, y por mayoría de votos –con la disidencia del subgobernador Gerardo Esquivel, quien argumentó por un alza menor, de medio punto porcentual–, el organismo elevó la referencia en 0.75 puntos porcentuales, siendo la cuarta ocasión consecutiva en que se decide por un incremento de tal magnitud.


Te puede interesar   Los mejores celulares Motorola de media gama que puedes comprar en 2022 


El BdeM reconoce que algunos de los choques que han llevado a la inflamación fuera del rango objetivo ya por 20 meses “han dado señales de mitigación”, pero en general el balance de riesgos sobre la trayectoria de los precios “sigue sesgado al alza”. A la vez redujeron las perspectivas de inflación para 2022 y 2023, pero se mantienen en que será sólo hasta el tercer trimestre de 2024 que se ubique en su objetivo.

“Con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3 por ciento”, explicó el banco al dar a conocer su decisión; y advertirá que “vigilará exactamente las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden” en su trayectoria y expectativas, a fin de determinar una “tasa de referencia congruente en todo momento”.

El nivel en el que se ubica la tasa de interés del BdeM –una referencia para el costo del crédito en el país, desde tarjetas personales hasta el financiamiento para gobiernos y empresas públicas– se acompaña de una inflación que vacila entre bajar términos en generales, pero que sigue al alza en sus componentes menos volátiles.

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que la inflación anual fue de 8.41 por ciento en octubre, un avance menor que el registrado en septiembre. No obstante, su componente subyacente, donde se concentran los precios de productos menos probables a variar y alrededor del cual gravita en gran parte la decisión de política monetaria del banco central, sigue al alza.


Comenta:

separador de nota