parentesis.com/

Video: Reseña Motorola Moto G 3a generación

por: Carlos Peña Carlos Peña

8.6 Muy bueno
precio aproximado: $3,699
  • Buena calidad de cámara principal
  • Buena duración de batería
  • Doble ranura SIM (versión de 16 GB)
  • Carcasas intercambiables (versión de 16 GB)
  • Excelente relación costo-beneficio
  • Poco almacenamiento disponible para usuario en versión de 8 GB
  • Pantalla de calidad regular
  • No tiene NFC

Entre Parentesis

El Moto G 2015 tiene mucha personalidad, es un teléfono con todo lo esencial en un smartphone en un cuerpo que equilibra la frescura y la resistencia. Es evidente que la marca trabajó en todos los puntos débiles de la primera y segunda generación para ofrecer un nuevo teléfono por el que valga la pena invertir en un cambio.

La personalidad del teléfono

 

El Moto G tercera generación es como el celular buena onda de la gama media, es el chico de la clase al que todos le cae bien porque tiene estilo, frescura, es inteligente y muy versátil. Quizás, suene extraño pero así es como me imagino a este smartphone, como si fuera una persona, y es que, aunque tal vez no evolucionó radicalmente, en cuestión de diseño, respecto a los modelos anteriores, sí presenta un par de aspectos sutiles que lo hacen lucir diferente.


El primero de estos cambios –y más notable– es la parte trasera, que ahora tiene carcasas que se sienten más sólidas pero manteniendo los colores vibrantes que le dan ese toque juvenil al teléfono. En el centro, alrededor de la cámara, tenemos una pequeña pieza tipo metálica que no existía en las generaciones anteriores y que puede ser personalizado según el color que mas te guste a través de Moto Maker.

 


De hecho, todo el teléfono es completamente personalizable en Moto Maker: los colores de la tapa, del clip, la parte frontal que puede ser negra o blanca, el grabado con tu nombre en la parte trasera y la funda protectora, que tal vez no sea una mala inversión ya que a pesar de que los bordes parecen metálicos, en realidad son de plástico. La bocina sigue estando en el mismo lugar, es decir, debajo de la pantalla y aunque pareciera que no cambió nada la realidad es que el hecho de que ahora la bocina esté sumida y no como un borde hacia afuera le da una apariencia más discreta y curiosamente se percibe como un speaker más potente que el de segunda generación.

 

- Dimensiones: 14.2 cm x 7.2 cm
- Grosor: 11.6 mm
- Peso: 155 gramos


Si compras la versión de 16 GB encontrarás en la caja dos tapas de colores adicionales para que lo combines de la forma que más te guste y es la única versión para dos SIM. Cada una de estas tapas tiene un costo de $459 en la página de Motorola, así que es como si te estuvieras ahorrando $918 pesos.

 

Cuerpo sólido

 

Una de las cosas que me gustan de este Moto G es que no sólo es un teléfono bonito sino que además es un equipo al que le podría dar mi voto de confianza al someterlo a una buena de resistencia. La parte trasera tiene una tapa removible pero si la quitamos, nos damos cuenta que la batería no es extraíble, en realidad se trata de un celular de una sola pieza que lo único que expone debajo de las carcasas son las ranuras para microSD, la microSIM 1 y la microSIM 2 (versión de 16 GB).

 

Así es, Moto G tercera generación con 16 GB tiene la capacidad de trabajar con dos tarjetas SIM al mismo tiempo y éstas no tienen que ser necesariamente de la misma compañía. Puedes darle prioridad a una para que te conecte a Internet con datos y a la segunda para que sea exclusiva de llamadas y mensajes. Estas tarjetas SIM pueden ser de cuarta generación y es que la compatibilidad con redes LTE es otra de las características atractivas.

 


Debajo de cada tapa hay unas gomitas muy importantes que sirven como sellado para evitar que el teléfono se dañe cuando lo sumerges o entra en contacto con el agua. Así es, el nuevo Moto G también llega con certificación IPX7, que le permite sumergirse en agua hasta por un metro durante 30 minutos, pero eso sí, al cerrarlo debes asegurarte que todas las partes hagan clic ya que si uno de los bordes no cierra correctamente y el teléfono se moja es probable que el líquido llegue a los circuitos de las tarjetas.

 

El display también es resistente gracias a la protección de un cristal Gorilla Glass de tercera generación, esto no quiere decir que es indestructible pero al menos no es tan propenso a los rayoncitos que aparecen cuando lo guardas en las bolsas de tu pantalón o mochila, que siempre está con muchos objetos.

 

Razones para elegir este teléfono.

 

1. Cámara

 

Cuando lo tuve por primera vez en las manos y después de darle muchas vueltas para apreciar el diseño, lo primero que hice fue abrir la cámara ya que ésta era una de las dos características débiles del Moto G 1 y 2. Prometía mucho que la cámara hubiera aumentado a 13 megapixeles pero no era garantía de nada.

 

Al final quedé sumamente satisfecho, tanto la cámara principal como la frontal dan resultados lo suficientemente buenos como para ofrecer tu teléfono al momento de tomar una foto grupal o para subir imágenes que puedan lucir en un perfil de Instagram.

 

La cámara principal tiene un flash DUAL (foco de luz cálida y foco de luz fría) cuya intención es mejorar el tono de la piel cuando tomas fotos de retrato con flash de noche o en interiores y éstas no se vean verdosas o amarillentas.

 

 

El botón de volumen, en los laterales, funciona como botón físico para tomar fotografías cuando lo sumerges en agua, y de hecho, otra cosa que me llamó mucho la atención es que la respuesta al tacto es muy buena incluso cuando la pantalla está mojada, a diferencia del Sony Xperia M4 Aqua que me obliga a secar mis manos y el cristal del teléfono lo más que se pueda si no, no reconoce mi dedo.

 

 

La interfaz de la cámara es un poco pobre, no tiene tantas opciones especiales como otras marcas pero su modo HDR funciona tan bien que casi te podría asegurar que es la única herramienta que necesitas para tomar fotos increíbles. Las fotos de noche siguen siguiendo su talón de Aquiles pero el salto en calidad respecto a los anteriores Moto G es enorme y, tomando en cuenta la mayoría de las cosas para lo que usamos la cámara de un celular, creo que cumple con lo necesario.

 

 

Al lente le hace falta un estabilizador óptico porque eso sí, cuando grabas video se ve muy movida la imagen, pero bueno, tampoco debemos olvidar la categoría del teléfono y que cuesta menos de cuatro mil pesos.

 

2. Sistema Operativo

No solamente es el hecho de que viene con Android Lollipop 5.1.1, es el hecho de que gracias a que cuenta con una versión pura de Android, no necesita de muchos recursos para manejarse de forma fluida. El sistema precargado pesa aproximadamente 4 GB en total, es decir, 1 GB menos que en otros teléfonos. Esto por consecuencia nos deja 12 GB de almacenamiento interno aproximadamente para la versión de 16 GB y 4 GB en la versión de 8 GB. Podríamos decir que esto es una desventaja pero sería injusto dado que es un mal de todos los celulares Android en el mercado.

 

En teoría, otra ventaja es que también reciben actualizaciones más rápido que otros teléfonos, en la práctica, no se ha visto tan claro esto pero podríamos atribuirle los retrasos a que las operadoras no liberan la actualización de sistema operativo al mismo tiempo que lo hace el fabricante, así que, aquí tendríamos que escuchar a ambas partes antes de culpar a alguien.

 

Por la misma pureza de la plataforma, no encontrarás muchas funciones especiales, pero una cosa que me encanta es el sistema de notificaciones en la pantalla bloqueada que te permite visualizar y responder de forma muy atractiva y cómoda cada que te llega un WhatsApp, un mensaje de Twitter, correo, mención en Facebook, etc.


Lo que me gustaría cambiarle al teléfono

 

 

La pantalla mide 5 pulgadas, es un buen tamaño pero en cuestión de calidad no estoy seguro de que se coloque como el mejor entre los competidores. Cuando estás viendo el menú principal de aplicaciones no sólo se notan los pixeles adelantando la resolución HD, sino que además los colores se ven un poco opacos. Esto cambia cuando pones una fotografía, pero tampoco radicalmente. En pocas palabras Moto G 2015 sería un teléfono mucho más atractivo si tuviera una tecnología de apoyo más atractiva como la del Xperia M4 Aqua que aunque también es HD, tiene colores más vivos.

 

El hecho de que a estas alturas todos los fabricantes incluyen tecnología NFC en sus dispositivos no es casualidad. Si bien el teléfono cuenta con todo lo esencial como LTE, resistencia, pantalla de buen tamaño y duración de batería, la realidad es que hay personas a las que ya nos empieza a interesar mucho la tecnología NFC, por la facilidad con la que se pueden compartir archivos de teléfono a teléfono y por las facilidades que brinda para sincronizarlo con bocinas. No es algo que no puedas hacer con el método tradicional de Bluetooth pero sí es algo que le añadiría mucho al equipo.

 

Las dos versiones del Moto G 2015

 

Moto G tiene dos versiones disponibles cuya única diferencia es el almacenamiento interno y la memoria RAM de los mismos: 1 GB y 2 GB respectivamente, aunque ambos tienen la ranura de expansión microSD de 32 GB. Por supuesto que el precio del Moto G de 8 GB es muy atractivo pero la realidad es que por sólo $500 más puedes tener mejor desempeño al trabajar con varias apps, así como más capacidad interna para almacenar aplicaciones, yo en tu lugar haría lo posible por junta esa pequeña diferencia.

 

Eso sí, en ambos casos tenemos el mismo procesador, un Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos que corre a 1.4 GHz. Yo lo probé con Asphalt, Angry Birds 2, Candy Crush, app de cámara y varias ventanas de Chrome abiertas y en ningún momento sentí que se calentara más de lo debido.

 

¿Y la batería apá?

 

Sus 2470 mAh suenan a poco pero en la práctica el teléfono hace un consumo muy óptimo de energía de manera que es muy difícil que se te acabe un 100% en un solo día a menos que de verdad te dediques a ver películas y tomar fotos durante todo el día. Digamos que para un uso de papás o estudiante de preparatoria queda perfecto, a menos claro que ese adolescente esté en una relación. Las relaciones sentimentales son el peor enemigo de la batería de cualquier celular.

 

Si te gustó este celular, lo puedes adquirir aquí. en Amazon o en Linio.

Nuestros lectores calificaron este producto con:

2.9

personas51 usuarios lo han calificado


Y tu... ¿Cómo calificarias este producto?

Ayuda a otros usuarios con tu opinión.

Comenta: