parentesis.com/

Video: Reseña HTC 10

por: Carlos Peña Carlos Peña

9.4 Excelente
precio aproximado: $14,879
  • Pantalla.
  • Duración de batería.
  • Cámara frontal.
  • Procesador.
  • Audio Hi-Res.
  • Diseño.
  • Calentamiento.
  • Enfoque automático de cámara principal.

Entre Parentesis

HTC se puso las pilas y lanzó un teléfono que no sólo se coloca como su mejor smartphone, sino como una de las mejores opciones para considerar dentro de la gama alta. HTC 10 cuenta con el equilibrio perfecto entre diseño, potencia, batería y entretenimiento. Sí, es verdad que cuenta con algunas matices a considerar y sobre ellas te cuento en esta reseña.

Personalidad única 

Generalmente dejo a consideración el aspecto estético de los smartphones que pruebo, sin embargo, este HTC-10 es uno de esos teléfonos que me gustó mucho desde la primera vez que lo vi. No sólo es elegante sino también sólido gracias a los materiales que emplearon para construirlo; tiene un cuerpo completamente metálico con un corte láser muy característico en la parte trasera que hace que no se parezca a ningún Android del mercado. 

 

Aún teniendo una pantalla de 5.2 pulgadas vemos dimensiones lo suficientemente manipulables como para poderlo utilizar con una sola mano. Durante el tiempo que llevo probando no se me ha caído pero, por el tipo de metal que tiene, es muy probable que si lo tiras se llegue a abollar, así que, si eres descuidado una funda o protector no está de más. 

 

Aunque si llegara a ocurrir un accidente, HTC se alió con OH OH en México para cambiarte el teléfono en caso de que se te llegue a mojar o a romper la pantalla, y de acuerdo con información proporcionada por la marca, esto aplicará sin preguntas ni costo adicional. Una ventaja fuerte, frente a otros competidores que de aplicarse tal como se promete, puede ser un fuerte valor a agregado. 

 

A diferente de HTC anteriores, éste ya no tiene puerto infrarrojo en la parte superior aunque no creo que sea algo que la gente necesite a estas alturas, y de hecho estéticamente, el borde superior se ve mucho mejor, completamente de metal. En el resto del perímetro encontramos los controles de volumen, un botón de encendido con textura de relieve, una ranura para nano SIM y otra para microSD, la cual puede ser de hasta 2 TB. 

 

 

Debajo de la bocina frontal se encuentra un LED de notificaciones que, si bien no es personalizable, sí cuenta con varios colores disponibles para diferenciar una conexión Bluetooth de un mensaje de WhatsApp o una carga de batería. 

 

En la parte inferior de la pantalla vemos el ya característico escáner de huellas digitales que funciona muy rápido y preciso. Esto es algo que ya desde smartphones anteriores la marca había hecho muy bien pues el reconocimiento de huellas es veloz sin importar en qué posición sujetes el teléfono. Afortunadamente el desbloqueo de pantalla no es la única forma de sacarle provecho al sensor, pues gracias a la aplicación nativa Boost+ puedes utilizar tu huella para bloquear aplicaciones, de manera que si no quieres que nadie meta las narices a tu WhatsApp o Facebook, basta con poner tu huella como candado. 

 

Una pantalla diga de un gama alta

 

 

Es sin duda la mejor pantalla que HTC ha puesto en cualquiera de sus teléfonos, se trata de un display 2K de 5.2 pulgadas que, gracias a su cristal 2.5D, se ve bonita aún cuando está apagada, además de que está protegida por Gorilla Glass de cuarta generación. 

 

Los niveles de saturación, brillo y contraste, sin duda, son las óptimas en este teléfono, tanto para ver videos como para navegar o jugar con aplicaciones. Aunque tampoco la colocaría como la mejor puesto que bajo condiciones de luz muy intensa –bajo el sol, por ejemplo– el reflejo de la luz sobre el cristal es tanto que no permite apreciar correctamente el contenido de la pantalla desde cualquier ángulo. 

 

Cabe destacar que HTC 10 es uno de los pocos smartphones que todavía tiene la caja de herramientas (botón de Home, Volver y Multitareas) fuera de la pantalla, así que es más fácil utilizarlos en cualquier momento. 

 

Desempeño destacable con batería de batalla pero ardiente 

 

 

La batería de 3000 mAh se carga a través de un puerto microUSB tipo C, uno de los pocos smartphones con esta característica actualmente a la venta. Cuenta con carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm por lo cual toma poco más de hora y media para cargar de 0 a 100 % y aproximadamente 40 minutos cargar 60% de la batería. 

 

Dicha batería me dio una de las jornadas de trabajo y entretenimiento más largas que he probado últimamente en Android. Lo desconectaba a las 8 de la mañana y a las 11 de la noche todavía tenía 5%, esto en los días más intensos de uso, lo cual contrasta con la promesa de marca de HTC que dice que dura dos días; sin embargo, sigue siendo un desempeño bastante destacable porque bajo uso menos demandante sí podría llegar a día y medio. 

 

También es importante destacar que el calentamiento puede llegar a ser un tema delicado para el HTC 10, especialmente mientras se está cargando o cuando estás utilizando aplicaciones que demandan muchos recursos de cámara como Periscope o Snapchat. Cuando esto me llegó a ocurrir no se me cerraban las aplicaciones pero si estaba jugando sí se llegaba a notar un ligero lag en la reproducción de gráficos, nada grave, pero situación que tampoco debería suceder en un gama alta. 

 


Cuenta con Android, pero no cualquier Android 

 

 

De fábrica viene con Android 6.0.1 Marshmallow y la capa de personalización HTC Sense, que afortunadamente mantiene su esencia pero cada vez más alineada a la pureza de Android. Por ello, las actualizaciones a los HTC gama alta están llegando más rápido que a otras marcas como Sony, Samsung, LG, Huawei, etc., así que si quieres tener un teléfono siempre actualizado ya no tienes que elegir forzosamente un Nexus o un Motorola, HTC se suma a la lista.

 

El poder de procesamiento se lo debe a Qualcomm Snapdragon 820 con 4 GB de RAM, otra de las características que colocan a este teléfono como uno de los más competitivos, aún por encima del teléfono más reciente lanzado en México por parte de Sony o LG. 

 

Quizás el único defecto que le encuentro es que en México viene con mucho contenido precargado por parte de Telcel, que es la operadora que lo ofrece de forma exclusiva en nuestro país. Esto tiene un impacto en la memoria interna, hay dos versiones de 32GB en donde al final solo dispones de 23 y que se consumen relativamente rápido con el uso frecuente de la cámara y la de 64GB en donde solo dispones de 52 como usuario. Menos mal, tenemos microSD. 

 

¿Adicto a la música? Esto te interesa 

 

Yo soy de los que me la paso escuchando Spotify o YouTube todo el día y esta fue una de las experiencias más satisfactorias con el teléfono gracias a que cuenta con HTC BoomSound, una tecnología creada para poder personalizar los niveles de audio de acuerdo a tus géneros musicales favoritos. 

 

También está certificado con sonido Hi-Res y aquí encuentro una buena y una mala noticia: la buena es que para disfrutar de esta calidad necesitas unos audífonos certificados Hi-Res y la caja de este HTC 10 ya los incluye, la mala es que para escuchar música en Hi-Res debes encontrar archivos FLAC o de algún formato compatible y la música de YouTube, Spotify o los MP3 que descargas de iTunes o Google Play no son de este formato. Tidal, por ejemplo, sí tiene este formato de música pero la suscripción Hi-Fi cuesta más de $300 pesos al mes. 

 

 

Respecto a los altavoces, la bocina de abajo está dedicada a los graves mientras que la bocina de arriba está dedicada a los agudos (twitter) y en la práctica se escuchan con buena potencia y claridad. 


¿Por fin la mejor cámara? 

 

 

La cámara de este teléfono cuenta con excelentes especificaciones que te crean grandes expectativas y al momento de entrar al campo de batalla no cumple en todo momento como debería hacerlo un teléfono de su categoría. 


La cámara principal es de 12 megapixeles con tecnología UltraPixels de segunda generación, o sea pixeles más grandes que los de la primera generación para mayor percepción de luz. Y sí, las fotos de día y con iluminación artificial suficiente salen con un detalle increíble, pero las fotos de noche no son tan buenas como deberían de ser con estos tamaños de pixeles. 

 

También incluye un pequeño láser infrarrojo debajo del flash que en teoría se puso para hacer enfoques súper rápidos y precisos pero en la práctica el enfoque automático fue precisamente lo que menos me gustó de la cámara. Cuando las condiciones de luz no son las más favorables no enfoca bien y tarda mucho enfocar a la primera, y si el sensor está sucio con la grasa de los dedos el enfoque no resulta hasta que lo limpies, lo cual para una foto rápida, no es tan práctico. 

 

Eso sí, si eres muy muy PRO con esto de las fotos, te dará gusto saber que cuenta con un modo manual muy preciso con el que se pueden lograr fotografías sumamente atractivas y que puedes guardar en calidad RAW para trabajarlas después en la computadora. 

 

La frontal es de 5 MP con UltraPixels de primera generación, y aquí sí quedé extremadamente satisfecho. Las fotos salen con un excelente ángulo de visión, detalle, iluminación y además tiene estabilizador óptico igual que la cámara principal, así que las fotos casi no salen movidas y los videos salen súper bien.

 

Por cierto, la cámara principal graba en 4K con audio Hi-Fi y la frontal en Full HD, por lo cual si tienes alma de vlogger o utilizas mucho apps que necesitan de la cámara frontal como Periscope o Snapchat, vas a quedar muy contento. 

 

Si te gustó este celular, lo puedes adquirir aquí en Amazon o Linio.

Nuestros lectores calificaron este producto con:

4.5

personas62 usuarios lo han calificado


Y tu... ¿Cómo calificarias este producto?

Ayuda a otros usuarios con tu opinión.

Comenta: