parentesis.com/

¿Cómo funciona la tecnología AMOLED de las pantallas?


Algunas personas prefieren ver un video en el display de una tablet con tecnología AMOLED que en una súper televisión con sistema LCD. Aquí te explicamos por qué.

por: Carlos Peña Carlos Peña

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

 

No podemos negar que una de las primeras cosas que nos pueden sorprender de un gadget es la calidad de la pantalla cuando vemos con qué intensidad reproduce los colores y qué tan brillantes son. Detrás de esto existen varias tecnologías que constantemente se mejoran para ofrecer pantallas siempre más sorprendentes.

 

Una de las tecnologías que ha llamado la atención en el último año es la tecnología AMOLED, la cual ha integrado Samsung en sus más recientes dispositivos y que puede que conozcas o no, pero es fácil identificarla cuando la ves en uno de sus dispositivos. Lo más actual en esta tecnología es Super AMOLED, que como su nombre bien lo indica es una versión mejorada. Pero para que entiendas cómo es que funciona y por qué ha llamado tanto la atención de las personas échale un vistazo a los siguientes tres puntos clave.

 

1. Menos capas para tener colores más puros

Las pantallas AMOLED y LCDs producen diferentes colores; sin embargo, los displays LCD no emiten su propio color, es decir que utilizan filtros de colores que necesitan ser iluminados por otra fuente de luz, pero según los estudios que anteceden a esta tecnología durante este proceso de iluminación se pierde “la pureza de los colores” y eso sin hablar de la cantidad de energía que se necesita gastar para iluminar dichas capas del display.

De ahí que con AMOLED se haya pensado en eliminar las capaz de cristal líquido y la de retroiluminación para que el color se reproduzca de forma más directa en el cristal sobre el que nosotros vemos fotografías y videos en un dispositivo, y por supuesto sin utilizar tanta energía de la batería, pues aquí cada color produce su propia luz. De ahí también que se vean mucho más saturados con negros más profundos.

 

Otra consecuencia de eliminar la distancia entre el color y el cristal es la reducción del reflejo de la luz. Según datos proporcionados por Samsung, esta diferencia es de aproximadamente 40% respecto a las pantallas LCD. Esto significa que puedes estar en un parque o en un café y leer con la tranquilidad de que tu tablet no va a ser una ventana de tu entorno.

 

2.  Colores más fieles a la realidad

Las pantallas LCD cubren sólo el 70% del espectro de color RGB (compuesto por los colores primarios rojo, verde y azul), lo cual por mucho tiempo nos tuvo satisfechos porque ya era un gran avance en reproducción de contenido; sin embargo, ese 30% seguía siendo una meta a alcanzar por los fabricantes. Marcas como Samsung ahora han alcanzado cubrir poco más del 90% de este espectro con la fabricación de Super AMOLED y basta con poner el mismo video en una pantalla LCD frente a una Super AMOLED para ver cómo los colores son mucho más vivos en la segunda, que es precisamente el valor agregado en el que se están enfocando para promocionar la nueva Galaxy Tab S.

 

3. Los grandes responsables del contraste: blancos y negros

Uno pensaría que la calidad del contraste en una pantalla depende de qué tan definidos están los colores, pero la realidad es que el negro y el blanco son los protagonistas en esta historia. La diferencia entre los negros en LCD y en AMOLED es que en LCD el display ilumina toda la pantalla, de ahí que los negros se vean más bien como grises, en cambio en AMOLED cada pixel puede apagarse de forma independiente, es decir que si tenemos una fotografía de noche, en la parte del cielo los pixeles estarán completamente apagados, y sólo los que estén en la parte de las luces de la ciudad se mantendrán encendidos.

 

Esta cualidad no sólo se limita a contrastes más reales, sino también a mejores ángulos de visión, de manera que los colores no se alteran si lo estás viendo desde cualquiera de los extremos del display (como cuando estás acostado en tu cama y decides ver un video antes de dormir).

Comenta:

separador de nota