Los 10 celulares que nos gustaría revivir

Marzo 26, 2014

por: Carlos Peña

La historia de la tecnología está más llena de aciertos, que de tropiezos. Y con este conteo seguramente recordarás más de una buena historia relacionada con tu primer celular.

Hace un par de semanas seleccioné los teléfonos más feos, extraños e incómodos que se han lanzado hasta el momento en la historia de la telefonía móvil, pero en ese salto al pasado recordé también los teléfonos que han hecho historia por su gran éxito y que vienen acompañados de grandes historias.

 

En la siguiente lista puede que encuentres tu primer celular, el teléfono que le viste a tus papás, o si eres muy joven puede que no te recuerde nada, pero lo más importante que debes saber es que todos los equipos que estás a punto de ver fueron en su momento lo que a muchos nos volvió locos. La emoción de tener cualquiera de estos teléfonos es la misma que hoy se tiene al hablar del más reciente Galaxy, los nuevos iPhone o los Sony con resistencia al agua y procesadores súper veloces, aún cuando ahora una cámara de 3 megapixeles nos suene a una broma.

 

Así que de acuerdo a la aceptación que tuvieron por parte del público, la popularidad que ganaron y las tendencias que marcaron, estos son los 10 celulares que nos gustaría revivir.

 

1. Sony Ericsson t68i

Este -señoras y señores- es uno de los pioneros en fotografía integrada a móviles, y es que por allá del año 2002 todos querían tener un teléfono que además de llamadas, te permitiera tomar fotos, aunque la cámara en realidad fuera un accesorio que había que conectarle. Esta propuesta surgió con la intención de hacerle frente al Sharp J-SH04, el cual se considera el primer celular con cámara, lamentablemente este equipo sólo se vendió en Japón.

 

Este accesorio llamado Communicam permitía capturar entre 10 y 14 fotografías en resolución VGA o 200 en QQVGA (80 x 60 pixeles). Este Ericsson también se recuerda como el primero de la marca con pantalla a color, uno de los pocos en tener Bluetooth y el éxito materializado de la unión entre Ericsson y Sony que en ese momento quedó más que pactada.

 

2. Panasonic a100

Hoy en día una cámara de la marca lleva el mismo nombre; sin embargo, por ahí del 2004, a100 era el modelo de un teléfono de Panasonic que rompió todos los esquemas del tamaño. En una época donde la tendencia iba hacia lo pequeño y no hacia lo grande como ahora, Panasonic lanzó este teléfono de 66 gramos con dimensiones de 77 x 44 x 17.8 mm.

 

Era también uno de los representantes de tonos polifónicos que en ese momento marcaban una diferencia muy grande entre los teléfonos monofónicos que mes con mes se convertían en equipos más anticuados. Además, tenía diferentes fondos de pantalla, como el de la imagen. Éstos eran en blanco y negro, pero a fin de cuentas fue el inicio de los fondos de pantalla.

 

3. Motorola V3

Toca el turno al que en su momento fue el teléfono más delgado, un Motorola que se convirtió en ícono no sólo en cuestión de tecnología, sino también en moda y estilo. Este Motorola contaba con un armazón de aluminio anodizado y un teclado hecho con níquel grabado en una capa electro-luminiscente. No había necesidad de lidiar con una antena porque estaba integrada dentro del teléfono en la parte inferior, lo cual mejoraba su aspecto.

 

Este teléfono también tenía dos pantallas a color para que pudieras checar tus notificaciones sin tener que abrir el teléfono (gran característica en ese entonces), cámara de 1.23 megapixeles y compatibilidad con tarjetas microSD de hasta 1GB, ya que de almacenamiento interno sólo tenía 7 MB. Fue tal el éxito de este teléfono que después de la primer familia conformada por un modelo negro, uno rosa y uno azul, lanzaron varias ediciones especiales de la cual destaca el V3i Dolce & Gabbana.

 

4. Nokia 8110

Este teléfono consiguió la fama mundial en 1996 gracias a su aparición en la película de Matrix, aparición que aumentó su plusvalía en el mercado. Esta estrella de la tecnología estaba pensada para un mercado de negocios, para lo cual contaba con actualización de firmware vía OTA (over the air).

 

Una de las razones por las que tanto llamó la atención fue porque la gente creía que la tapa del teclado brincaba al presionar un botón; sin embargo, esta característica fue añadida especialmente para la película, pero la inquietud de la gente fue tal que se vieron casi obligados a integrar esta función en el Nokia 7110 en 1999.  

 

5. Sony Cybershot K790

Era 2006 y la tecnología cada vez prometía mejores cosas. Fue entonces cuando las cámaras se convirtieron en una de las características más atractivas de los teléfonos. Inteligentemente, Sony aprovechó el dominio que tenían en el terreno de ambas categorías y lanzaron el primer teléfono celular con tecnología Cybershot.

 

La misma innovación saltaba a la vista desde que veías el teléfono por la parte trasera y notabas que el parecido con una cámara fotográfica era enorme. Sus fotografías tenían una calidad de 3.2 megapixeles y flash Xenon, que no tenía nada que ver con las lamparitas que otros modelos integraban para iluminar sus fotos. Yo fui uno de los fanáticos que se enamoraron de este equipo y puedo dar fe de los resultados tan satisfactorios que para esa época brindaba el teléfono, tanto para tomar fotos de día, como de noche, así como grabar video y editarlo sin tener que pasar los archivos a una computadora.

 

6. Motorola StarTAC

Y como esto no es una línea del tiempo volvemos a enero de 1996, fecha en la que Motorola se coronaba con otro gran clásico, el StarTAC, mejor conocido como el padre de los teléfonos clamshell, tipo almeja o de portafolio, como sea que los conozcas. Este celular a su vez era el sucesor del MicroTAC, otro teléfono más o menos parecido que lanzaron en 1989.

 

Considerado a nivel mundial como uno de los teléfonos más representativos de la tecnología móvil, este terminal integraba una pantalla LED/LCD con información analógica sobre marcación, estado de la señal telefónica y hasta información de mensajes SMS. De igual forma, fue el primero en implementar las notificaciones con vibración y si la batería llegaba a fallar o se te terminaba rápido, no había ningún problema porque podías tener cuantas pilas quisieras y cambiarlas en cuestión de segundos, además eran recargables.

 

7. Sony Ericsson W600i

Dando otro salto al 2005 tenemos otro gran representante de Sony, pero ahora en su segundo intento por abrirse camino en el terreno musical. Para este modelo se unieron con Walkman, otra de sus divisiones, y dio como resultado este teléfono naranja con una imagen que proyectaba frescura. No solamente la calidad del audio contaba con el respaldo de Walkman, sino también el sistema operativo que tenía el menú más atractivo para reproducir música en un celular en esos días.

 

Para acceder al teclado había que levantar la pieza de la pantalla, lo cual también le daba un toque único. El display era a color tipo TFT con tamaño de 176 x 220 pixeles, por lo cual se podían ver fotos y videos con una experiencia muy cómoda, por lo menos para los estándares que existían en ese entonces. Y a pesar de que era un dispositivo orientado a la experiencia musical, solamente tenía una capacidad de almacenamiento de 256 MB sin ranura para tarjetas microSD, así que ya te imaginarás cómo nos las teníamos que ingeniar para seleccionar sólo nuestra música favorita.

 

8. HTC Nexus One

Google ha trabajado con LG y Samsung para crear muy buenos equipos Nexus, pero el primero de todos fue hecho con HTC y fue también uno de los primeros en integrar Android en su versión 2.1. El lanzamiento tuvo lugar en 2010 y en ese entonces posiblemente nadie se imaginaba el alcance y poder que alcanzaría no solamente la línea Nexus, sino en general el sistema operativo que llevaba en su interior.

 

Su diseño es más familiar a lo que conocemos hoy en día. Tenía una pantalla de 3.7 pulgadas con resolución de 480 x 800 pixeles, tecnología táctil, 512 MB en RAM, 4 GB de memoria interna y un procesador Snapdragon con 1 GHz de potencia.

 

9. Nokia 6230

Otro ícono de Nokia es este modelo del 2004, teléfono que también fue muy bien recibido en México pues tenía una pantalla a color (de las más atractivas en ese entonces) con formato de 16-bits, resolución de 128 x 128 pixeles, una cámara VGA, compatibilidad con Bluetooth y radio FM.

 

Junto con su versión posterior, el 6230i supo ganar un importante mercado no sólo por un diseño que rompió esquemas, por un desempeño y calidad que representaban lo mejor en tecnología móvil.

 

10. LG Chocolate

Como puedes ver el conteo está liderado por marcas como Sony Ericsson, Nokia y Motorola que se mantuvieron en la cima por mucho tiempo, pero a la lista se logra colar un LG del 2006. Mejor conocido como el LG KG800 Chocolate, este teléfono también tuvo atención gracias a un diseño que se enfocaba en el estilo. Impulsado por una publicidad elegante, este teléfono fue de los primeros en México en mezclar tecnología táctil con un teclado físico.

 

Era un teléfono tipo slider que estando cerrado podía ser controlado sin botones. La respuesta no era del todo efectiva, pero era lo suficientemente innovadora como para que nadie pensara en ello. La pantalla tenía un tamaño de 2 pulgadas y una resolución de 176 x 220 pixeles que hacía que las fotos de 1.3 pulgadas no se vieran del todo mal.

 

 

Por supuesto que en esta lista tuvieron que quedar fuera algunos otros clásicos que también se han convertido en icono de una generación, pero que para efectos de variedad y practicidad no pasaron todos los filtros.

 

¿Tú qué otro agregarías a este conteo? 

Nos interesa tu opinión:

Comenta: