parentesis.com/

Intel afirma que un vehículo autónomo no causa accidentes


Junto a Mobileye se comprueba que el vehículo autónomo no puede ser el que origine el accidente.

por: Daniel Estrada Daniel Estrada

portada de nota
precios de venta

 

Intel y Mobileye presentaron una fórmula matemática que asegura que un vehículo autónomo funciona responsablemente y no causa accidentes por los cuales puede ser considerado responsable.

 

Mobileye, es una compañía de Intel y es líder en las tecnologías de automatización y el mayor proveedor de cámaras para sistemas avanzados de asistencia al conductor en el mundo (ADAS o Advanced Driver Assistance Systems, en inglés). Con muchos años de éxito en el área de automatización de vehículos y tras sus esfuerzos para promover la evolución de soluciones ADAS para coches totalmente autónomos, Amnón Shashua, CEO de Mobileye y su colega, Shai Shalev-Schwartz, han desarrollado la fórmula matemática que aporta certeza a las preguntas abiertas sobre la responsabilidad y culpa en los casos en donde los accidentes involucran la participación de un vehículo sin conductor.

 

La propuesta del modelo de Responsabilidad de Seguridad Sensible, (RSS o Responsibility Sensitive Safety, en inglés) proporciona parámetros específicos y medibles para los conceptos humanos de responsabilidad y advertencia. También establece un "Estado Seguro", en que el vehículo autónomo no puede ser el que origine el accidente, independientemente de las medidas adoptadas por los otros coches.

 

 

Nuevas reglas para los conductores

 

Shashua hizo un llamado a la industria y a los responsables de definir las políticas, para que de manera colaborativa "desarrollen patrones que asignen la responsabilidad definitiva en un accidente" cuando haya una inevitable colisión entre vehículos autónomos y aquellos conducidos por seres humanos. Explicó que todas las normas y reglamentos actuales se basan en la idea de un conductor ejerciendo el control sobre el coche, pero que es necesario obtener nuevos parámetros para los vehículos autónomos.

 

"La capacidad para asignar responsabilidad es la clave. Así como sucede con los mejores pilotos del mundo, los coches sin conductor no pueden evitar accidentes causados por acciones que queden fuera de su control. Sin embargo, es muy poco probable que el piloto más responsable, más consciente y más prudente sea el que ocasione un accidente sobre todo si tiene una visión de 360 grados y reacciones a la velocidad de la luz, como será el caso de los vehículos autónomos", explica Shashua.

 

 

El modelo RSS formaliza el punto anterior con el fin de asegurar que los coches sin conductor transiten solamente dentro de un estado definido como "seguro", según definiciones claras de responsabilidad que serán acordadas entre la industria y los legisladores.

Comenta:

separador de nota