parentesis.com/

¿Son seguros los cigarros electrónicos?


La Asociación Americana del Pulmón desmiente mitos comunes sobre el consumo de cigarros electrónicos.

por: Redacción Paréntesis

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco mata a casi 6 millones de personas al año; de ellas 5 millones son consumidores directos y 600 mil son no fumadores expuestos al humo ajeno. Dado que el tabaquismo es la principal causa prevenible de defunción en el mundo, cada 31 de mayo la OMS hace un llamado a evitar su consumo con el Día Mundial sin Tabaco.

 

A propósito del consumo de tabaco, en los últimos años el cigarro electrónico se ha posicionado como una alternativa con menor impacto para la salud. Sin embargo, su uso es objeto de polémica. Aunque la OMS no lo recomienda como un tratamiento legítimo para dejar de fumar, algunos estudios señalan que pueden ser un método viable para abandonar el tabaquismo. ¿Son seguros los cigarrillos electrónicos? ¿Contienen nicotina? ¿Son dañinos para el medio ambiente? Aunque el uso de estos dispositivos sigue siendo objeto de estudio, la Asociación Americana del Pulmón (ALA según sus siglas en inglés) tiene algunas respuestas que podrían ser de utilidad.

 

Mito: Los cigarros electrónicos son seguros

Realidad: Los cigarros electrónicos son productos de tabaco no regulados

Según la ALA, existen cerca de 500 marcas que comercializan al menos 7 mil 700 sabores de cigarros electrónicos que no han sido evaluados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), por lo que estos productos no desglosan los ingredientes presentes y tampoco incluyen mensajes preventivos, como sí ocurre con los cigarros tradicionales. Por otro lado, algunos estudios han encontrado químicos tóxicos en los cigarros electrónicos.

 

Mito: Los cigarros electrónicos ayudan a dejar de fumar

Realidad: No hay estudios que comprueben su utilidad como método para dejar de fumar

En sintonía con el punto anterior, la FDA no cuenta con estudios concluyentes sobre si los cigarros electrónicos son útiles para dejar de fumar. Asimismo, la ALA cita un estudio de 2013 que señala que 76.8% de los fumadores de cigarros electrónicos también fuma cigarros tradicionales.

 

Mito: Los cigarros electrónicos no dañan a los no fumadores

Realidad: Los cigarros electrónicos generan emisiones cancerígenas

Según la ALA, estudios recientes refieren que el vapor emitido por los cigarros electrónicos y sus fumadores contienen cancerígenos como formaldehído. Sin embargo, la ALA acota que poco se sabe sobre el riesgo potencial del consumo de cigarros electrónicos.

 

Mito: Los cigarros electrónicos no tienen nicotina

Realidad: Casi todos los cigarros electrónicos incluyen nicotina

De acuerdo con la ALA, un estudio de 2014 encontró que la mayoría de estos productos incluyen nicotina, y que también hay inconsistencias entre la cantidad declarada de esta sustancia y la presente en cada cigarro electrónico. También es importante recordar que la nicotina es una sustancia adictiva, por lo que su consumo regular aumenta el potencial de dependencia.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Conocías esta información en torno al uso de cigarros electrónicos?
  • ¿Te resultó útil esta información?

Comenta: