¿Por qué decir ‘grados Richter’ es incorrecto?

Septiembre 24, 2017

por: Redacción Paréntesis

Esta escala se usó a partir de 1979 para medir sismos de magnitud de hasta 7.9; actualmente se utiliza otra escala.

A partir de los recientes sismos que han afectado principalmente las zonas centro y sur de México, vale la pena aclarar a qué refiere exactamente la magnitud de un terremoto, que comúnmente se expresa, erróneamente, como “grados en la escala de Richter”.

 

Primero, vale la pena aclarar que tanto la escala de Richter, con la que usualmente solía medirse la magnitud de los sismos, y la de magnitud de momento son exponenciales, no lineales. Es decir, cada incremento en su unidad significa que la amplitud de onda –la fuerza con la que “se siente” el sismo– aumenta diez veces. En otras palabras, un sismo de magnitud 8 es 10 veces más fuerte que uno de magnitud 7, 100 veces más que uno de magnitud 6, 1000 veces más que uno de magnitud 5 y así sucesivamente.

 

Sin embargo, cabe señalar que la escala de Richter, desarrollada en 1935 por el sismólogo estadounidense Charles Richter, se utilizó para medir sismos de magnitudes de entre 2 y 6.9. A partir de 1979 se comenzó a utilizar la escala sismológica de magnitud de momento, que mide la energía total que libera un sismo y que es más precisa para movimientos telúricos de magnitud 7.0 o más. Por cuestiones de estandarización, en la actualidad la mayoría de los sismólogos prefieren utilizar esta escala.

 

Ahora, seguramente habrás notado que en ningún momento hemos escrito “grados Richter”. Es así porque el término “grados” hace referencia a una escala graduada, es decir, una que toma dos valores que divide su rango en partes iguales. Por ejemplo, los grados Celsius dividen la temperatura a la que hierve y se congela el agua entre 100 y 0 grados.

 

Por tanto, escribir “un sismo de 7.1 grados Richter” es un error, pues mezcla dos unidades de medida que no son equiparables.

 

Nota relacionada: ¿Por qué no se pueden predecir los sismos?

 

AOV

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué agregarías a esta información?

Comenta: