parentesis.com/

Nuevo escándalo 'azota' a Facebook


Facebook habría permitido que una empresa británica tuviera acceso a los datos personales de 50 millones de usuarios.

por: Dani Barrera

 

El fin de semana, se desató un nuevo escándalo que dejó a Facebook en medio de la tormenta, cuando The New York Times y The Guardian revelaron que, en 2014, una agencia habría utilizado los datos personales de millones de usuarios de la red social sin su consentimiento.

 

La firma involucrada es la británica Cambridge Analytica, que se dedica a hacer perfiles de los votantes y ayudó en la campaña de Donald Trump.

 

En 2014, el grupo había asegurado un contrato de 15 millones de dólares con el republicano Robert Mercer, uno de los principales donadores de la campaña de Trump, “con la promesa de herramientas que podrían identificar las personalidades de los votantes estadounidenses e influir en su comportamiento”, escribe The New York Times.

 

Sin embargo, en ese entonces, no tenía la tecnología necesaria para cumplir con el cometido, por lo que extrajo los datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento, de acuerdo con exempleados, exasociados y documentos de la propia firma.

 

¿De qué manera lo logró? Habría tenido acceso a los datos personales de 270 mil usuarios y su lista de amigos a través de una aplicación (una prueba psicológica).

 

La información recibida incluía nombres, nivel educativo, experiencia laboral, fechas de nacimiento, gustos, lugares… Todo lo necesario para realizar perfiles de votantes y sus preferencias políticas.

 

Hoy, Bloomberg dio a conocer que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) investiga si Facebook violó el acuerdo de privacidad gubernamental establecido en 2011, al permitir el posible acceso de Cambridge Analytica a la información personal de sus usuarios.

 

Previo a la firma del acuerdo, la FTC argumentó que Facebook engañaba a sus cámausuarios al no explicar, entre otras cosas, qué tanta información recibían las aplicaciones de terceros. La compañía fundada por Mark Zuckerberg aceptó establecer normas en torno a la privacidad de sus usuarios, incluyendo el consentimiento expreso antes de usar su información más allá de la configuración de privacidad.

 

Si se comprueba la violación, Facebook podría enfrentar una multa multimillonaria: 40 mil dólares por cada infracción, es decir, unos 2 mil millones de dólares. No obstante, los expertos descartan que la multa final sea tan exorbitante.

 

¿Qué tiene que decir Facebook al respecto? Obviamente, la compañía ha negado cualquier violación al acuerdo, incluso declaró que “permanecemos fuertemente comprometidos con la protección de la información de las personas”.

 

Por su parte, el presidente del Comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes (Reino Unido), Damian Collins, envió una carta al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, en la que le solicitó su testimonio oral en el asunto. Al momento de escribir este artículo, el cofundador de la red social no se ha pronunciado al respecto.

 

 

Y por si fuera poco, tras darse a conocer el escándalo, las acciones de Facebook cayeron 6.8% el lunes pasado, una pérdida de 40 mil millones de dólares. ¿Cómo terminará esta historia para la popular red social?

 

Nota relacionada: ¿Y dónde está Mark Zuckerberg?

Comenta: