Identifica si eres adicto al celular con este ejercicio

Abril 04, 2016

por: Redacción Paréntesis

Según estudios, 6% de la población mundial es adicta al celular. Este ejercicio de atención plena (mindfulness) permite identificar adicción.

La adicción a los smartphones o el "uso problemático de Internet", como ha sido acuñado en Estados Unidos, es un problema importante en la actualidad y está encaminado a convertirse uno de los temas principales de salud en el futuro. Un estudio a finales de 2014 calculaba que el 6% de la población en el mundo podría ser adicta a Internet, una cantidad exorbitante, que haría de esta adicción la más prevalente en el mundo.

 

Recientemente se ha incluido en inglés el término "text claw" para referirse al entumecimiento en las manos por textear demasiado. El sedentarismo asociado al uso de computadoras para el trabajo es también un problema de salud importante... y así podríamos mencionar varias cuestiones similares.

 

No hay duda que la tecnología nos permite hacer cosas geniales y puede ser muy útil y productiva, pero debemos de saber encontrar un balance e identificar si la estamos utilizando de manera sana o nos hemos vuelto adictos.

 

El siguiente ejercicio de "mindfulness" (atención plena), diseñado por el Dr. Mitch Abblett, nos ayudará a saber si somos adictos a nuestros aparatos y también a tratar esta posible adicción.

Para empezar, siéntate en una posición cómoda, con la espalda erguida, sosteniendo tu teléfono en la mano. Enciende tu teléfono pero no abras ninguna app. Respira y pon atención a tus inahalaciones y exhalaciones por un par de minutos, mientras simplemente observas tu teléfono. Si tu mente se distrae simplemente regresa tu atención a la respiración. Nota si llega el impulso de abrir un app, checar tu mail o algún otro aspecto de tu teléfono.

 

"¿Hay algún deseo, la sensación de ser atraído a algo?". Abblet señala que si sientes la compulsión de utilizar tu teléfono, observa la naturaleza de ese deseo e identifica si hay frustración, aburrimiento, ansiedad o curiosidad. Si identificamos estas sensaciones, entonces debemos de meditar cuáles son las causas y cómo utilizamos nuestro teléfono para paliar o erradicar síntomas de malestar.

 

Si no tenemos ningún deseo de utilizar el teléfono pero de todas maneras nos distraemos muchos, entonces es posible que tengamos problemas de concentración ligados quizás también al abuso de aparatos que nos hacen entrar en un permanente multitasking. La idea general de la meditación es simplemente hacer consciente nuestra relación con nuestro teléfono y empezar a concebir la idea de usarlo solamente cuando es necesario. Abblet incluso recomienda un acto de resignificación, un mind-hack, "considera hacer de tu teléfono una señala para despertarte no para checarlo".

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Te consideras adicto al teléfono o al uso de internet?
  • ¿Has considerado si esta adicción podría tener riesgos para tu salud?

Comenta: