Uber ya no aceptará pago en efectivo en CDMX

Abril 25, 2019

por: Juan Martín M.

Las apps de transporte deberán de cobrar de forma electrónica y los vehículos deberán tener un costo mínimo de 250 mil pesos al momento de su registro.

Los vehículos que funcionan a través de aplicaciones móviles para ofrecer servicio de transporte privado como Uber o Cabify tendrán que tener un costo de facturación de por lo menos 250 mil pesos y los choferes no podrán aceptar pagos en efectivo o con tarjetas no bancarias.

 

 

El nuevo reglamento de la Ley de Movilidad sufrió una serie de modificaciones que afectan principalmente a los servicios de transporte privado que operan mediante aplicaciones. 


Los cambios al reglamento de movilidad fueron publicados por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum y fueron detallados en conferencia de prensa por la mandataria, que dijo, tienen como finalidad poner “piso parejo” entre taxistas y las empresas de transporte que funcionan por internet.

 

Además de los cambios económicos, también se implementó la nueva licencia tipo “E1” que no tendrá costo para los choferes, pero las empresas tendrán la obligación de pagar la revisión vehicular de los automóviles que operen bajo su servicio.


La reforma al reglamento estableció en el artículo 58 que para que las empresas registren vehículos para la obtención de registro vehicular, las unidades deberán tener un costo facturado de mínimo $250 mil pesos, y no podrán exceder los diez años de antigüedad. Además, deberán estar en perfectas condiciones técnicas y mecánicas determinadas por la Secretaria de Movilidad. 


Respuesta por parte de las Empresas:


Después del anuncio de las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de CDMX, las empresas dueñas de aplicaciones y servicios de transporte respondieron. 


Cabify, fue la primera en replicar, manifestando su preocupación por la barrera de $ 250 mil pesos como costo mínimo por las unidades, pues muchos de los dueños se autoemplean y no serán capaces de actualizar a modelos de mayor precio. Sin embargo, coincidieron en el hecho de actualizar las regulaciones vehiculares para el transporte publico y privado, si dejar de señalar que estos procesos jurídicos deben ser abiertos a la ciudadanía dentro de un marco constructivo. 


“En Cabify buscamos el dialogo abierto con las autoridades, actores de industria, taxistas y ciudadanos para impulsar una regulación eficiente y moderna” expreso la empresa mediante un comunicado de prensa.

 

La empresa DiDi también respondió, considerando que el impulso a una competencia sana de mercado es la mejor forma de generar condiciones de transporte y movilidad mejores. La empresa informó que buscará abrir un dialogo constructivo con las autoridades correspondientes para colaborar en conjunto en las planeaciones de movilidad en un futuro.


Uber, también se sumó a la manifestación de inconformidades ante las nuevas regulaciones:

 

“Desde Uber apoyamos cualquier esfuerzo regulatorio que simplifique los trámites burocráticos para los socios conductores, así como nuevos sistemas que promuevan la transparencia y persigan erradicar la corrupción” comento Federico Ranero, director general de Uber México. 

 

Nota relacionada: Negocio autónomo de Uber vale más de 7 mil millones USD

 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Crees que este cambio beneficiará a los taxistas?
  • ¿Crees que este cambio perjudique a las apps de transporte?
  • ¿Quién será el más beneficiado?

Comenta: