parentesis.com/

Uber reconoce errores; quiere recuperar licencia en Londres


El viernes pasado, el órgano regulador del servicio de transporte en la capital inglesa, anunció que no renovaría la licencia a Uber para operar en la ciudad.

por: Dani Barrera Dani Barrera

portada de nota
precios de venta

 

El viernes pasado, Transport for London (TfL), el órgano regulador del servicio de transporte en la capital inglesa, anunció que no renovaría la licencia a Uber para operar en la ciudad, la cual expira el próximo 30 de septiembre.

 

El TfL considera que el enfoque y la gestión de la compañía han demostrado una falta de responsabilidad respecto a varios problemas, "con consecuencias potenciales en la protección y seguridad del público”.

 

Así, según el órgano regulador, está su incapacidad de comprobar los antecedentes penales de sus conductores o la utilización de un programa para evitar que las autoridades detecten a los choferes cuando laboran en zonas prohibidas.

 

Ante esta situación, Uber amenazó a las autoridades de transporte londinense con la corte, según el alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, quien respaldó la decisión del TfL al considerar que la compañía estadounidense no está jugando bajo las reglas y “supone una amenaza para la protección y la seguridad de los londinenses”.

 

Después de dime y diretes, el nuevo director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, se disculpó este lunes por los “errores” de la compañía, en busca de una reconciliación.

 

“Mientras Uber ha revolucionado la forma en la que la gente se mueve en las ciudades alrededor del mundo, es igualmente cierto que hemos hecho algunas cosas mal en el camino”, se lee en una carta del directivo.

 

“En nombre de todos en Uber a nivel mundial, pido disculpas por los errores que hemos cometido”, agregó sin especificar cuáles son éstos.

 

Khan se dijo satisfecho porque Khosrowshahi ha reconocido los problemas que Uber enfrenta en Londres, e incluso aseguró que giró instrucciones al TfL para que se tenga una reunión con el directivo, a pesar del proceso legal que se está llevando a cabo.

 

La revocación de licencia para Uber fue aplaudida por el gremio de taxistas londinenses, quienes ven amenazada su fuente de ingreso.

 

Por otra parte, Uber lanzó una petición en Change.org, donde critica la decisión del TfL, la cual ya ha sido firmada por más de 770 mil personas.

 

Londres representa el principal mercado europeo de la compañía de transportación privada. De acuerdo con sus datos, tiene 40 mil choferes en la capital inglesa y unos 3.5 millones de usuarios, quienes emplean el servicio al menos una vez cada tres meses.

 

Nota relacionada: “Tengo miedo”, dice el nuevo consejero delegado de Uber

Comenta:

separador de nota