parentesis.com/

La lucha de Google contra los anuncios engañosos


Durante 2016, la compañía eliminó más de 1.7 mil millones de anuncios engañosos, más del doble con respecto a 2015.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
precios de venta

Es un hecho, no todos los anuncios son útiles o beneficiosos, hay muchos de ellos que representan una amenaza, al ser engañosos, inapropiados o dañinos. En varias ocasiones, incluyen la promoción de productos ilegales y ofertas engañosas, así como enlaces a páginas que solicitan información personal de los usuarios y que incluso llegan a infectar los dispositivos con software malicioso.

 

Esta amenaza es algo que va en aumento, pues tan solo en 2016, Google eliminó más de 1.7 mil millones de anuncios engañosos, más del doble con respecto a 2015

 

 

Con el objetivo de mantener fuera de sus plataformas este tipo de publicidad, Google ha establecido políticas y parámetros de seguridad para los diferentes tipos de anuncios que aparecen en sus plataformas y herramientas. 

 

Además, la compañía cuenta con un equipo de ingenieros, expertos en políticas y gerentes de productos, que buscan combatir a nivel global las malas prácticas y anuncios engañosos en línea. 

 

En su blog oficial, Google explica que, durante 2016, se ampliaron las políticas para proteger a los usuarios de ofertas engañosas, con lo cual, en solo seis meses, se logró desactivar más de 5 millones de anuncios de este tipo.

 

Por otro lado, cuenta con tecnología para detectar áreas problemáticas y desactivar anuncios y advertencias que incluyan software dañino o malware.

 

El año pasado, estos sistemas detectaron y deshabilitaron 112 millones de estos anuncios, seis veces más que en 2015.

 

Entre los enlaces publicitarios que fueron desactivados, se encuentran: anuncios de productos ilegales (actividades ilegales, productos farmacéuticos no aprobados, juegos de azar o apuestas en lugares donde están prohibidos); anuncios engañosos (intentan generar clics y visitas con falsas promesas); malos anuncios en móviles (“anuncios de autoclic”, que funcionan a través de la descarga automática de aplicaciones); y anuncios que intentan "engañar" al sistema (parecen titulares de artículos reales en un sitio web de noticias, pero dirigen a páginas de venta de diversos productos).

 

 

Por otro lado, Google también toma medidas cuando un editor infringe sus políticas de AdSense –que la empresa define como una forma gratuita y sencilla de obtener ingresos al poner anuncios en tu sitio–, de modo que es posible suspender anuncios específicos, una página o el sitio completo. 

 

En este sentido, el año pasado se suspendieron 47 mil sitios por promover contenido y productos relacionados con estafas de pérdida de peso; más de 15 mil por contener software no deseado y malware dentro de su contenido; y más de 6 mil sitios y 6 mil cuentas de AdSense por intentar vender productos falsificados o imitaciones.

 

 

Finalmente, Google también mantiene la lucha contra los sitios que publican información falsa. En 2016, el número de estas plataformas creció, y por ello, de noviembre a diciembre de ese año, se analizaron 550 sitios sospechosos de hacerse pasar por organizaciones de noticias y se tomaron acciones contra 340 de ellos, por falsificación de identidad y otros fraudes; en tanto que cerca de 200 editores fueron retirados permanentemente de la red de Google.

Comenta:

separador de nota