parentesis.com/

Estas son las estafas más comunes con criptomonedas


Las estafas electrónicas están a la orden del día y debido al aumento en las transacciones con criptomonedas, ahora éstas también son un blanco del cibercrimen.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Las criptomonedas son un instrumento financiero de riesgo, debido a las altas fluctuaciones que experimenta su valor, que un día puede ser muy alto, y de un momento a otro, desplomarse. Pero más allá de este riesgo que es inherente a su naturaleza, el creciente uso de las criptodivisas las ha puesto cada vez más en la mira de ciberdelincuentes, que las aprovechan para cometer toda clase de fraudes; aquí te enumeramos los más comunes, de acuerdo con los expertos de las compañías de seguridad informática, Kaspesky y ESET. 

 

Esquemas Ponzi

Entra las estafas más comunes relacionadas con las criptomonedas se encuentran los llamados Esquemas Ponzi, donde las víctimas son engañadas para que inviertan en un proyecto inexistente o en un uno que les promete que se volverán ricos rápidamente. Se trata de un método muy similar a los sistemas piramidales en ventas, donde el gancho es precisamente la promesa de grandes ganancias, de forma fácil y rápida. 

 

Aquí, los estafadores buscan atraer inversores al convencerlos de que están creando tecnologías de vanguardia, para generar mayores ganancias virtuales en menos tiempo; y la ventaja que tienen cuando todo se maneja de manera virtual, es que pueden falsificar datos muy fácilmente y de un día a otro, desaparecer con el dinero de quienes invirtieron en el proyecto, sin que los afectados tengan un culpable al cual acusar.

 

Por eso, como en cualquier otro ámbito… si algo te suena demasiado bueno como para ser cierto, puede que sea porque en realidad se trata de un engaño y quieren estafarte.

 

Sitios web fraudulentos

Los ciberdelincuentes son expertos en crear sitios que lucen como una copia fiel de empresas establecidas y válidas, pero que en realidad sólo son la máscara de páginas de robo de datos e identidad. 

 

Por ello, incluso si el sitio tiene un aspecto idéntico al de la compañía en cuestión, nunca te fíes si no tiene el icono del candado de seguridad junto a la barra de URL; y también fíjate que su dirección inicie con “https”, lo que significa que es un sitio seguro.

 

Para evitar caer en sitios falsos, una vez que hayas investigado a la compañía de criptomonedas que te interesa y te hayas decidido a invertir en ella, lo mejor es que evites los links que aparecen en buscadores o sitios y tú mismo escribas cuidadosamente la URL exacta en tu navegador; asegúrate de comprobarla varias veces y, cuando el sitio abra, de que tenga tanto el candado como el inicio de la URL con “https”.

 

Aplicaciones móviles falsas

Otro método común que utilizan los estafadores son las aplicaciones falsas, que suplantan a las oficiales como Coinbase o Binance. Lo más grave es que no sólo se encuentran en sitios como descargas APK, sino que incluso, en muchos casos, se pueden descargar a través de Google Play y App Store; y aunque en estas tiendas suelen ser denunciadas y eliminadas, durante el tiempo que se mantienen vigentes pueden afectar a muchos usuarios. 

 

Según Bitcoin News, miles de personas ya han descargado aplicaciones falsas de intercambio de criptomonedas; por ello, es importante verificar bien los nombres de las apps, sus desarrolladores y corroborar que realmente sean las aplicaciones oficiales del servicio de criptodivisas que buscas.

 

Phishing, suplantación de identidad

El phishing implica suplantar identidades de portales o cuentas oficiales en correos electrónicos, mensajes de texto o redes sociales. Los ciberdelincuentes usan este método para que parezca que los mensajes son enviados por fuentes legítimas y confiables, cuando en realidad son un engaño. 

 

La forma de operar es muy similar a cuando los ciberdelincuentes se hacen pasar por la cuenta oficial del banco para engañar a los usuarios con supuestos cargos no reconocidos o clonación de tarjetas, para obtener sus datos o realizar retiros sin tarjeta de las cuentas de las víctimas. 

 

En el caso de las criptomonedas, los cibercriminales pueden hacerse pasar por proveedores de tarjetas, bancos o instituciones gubernamentales, como el SAT, en el caso de México, y en nombre de estas entidades, envían el mensaje solicitando al usuario un pago urgente en criptomonedas para solucionar un problema o cubrir una sanción. Ante esto, los usuarios pueden caer en pánico y hacer el depósito sin pensarlo. 

 

Por ello, mantente atento y, antes de dar cualquier dato, abrir cualquier link o realizar transacción alguna, verifica a través de los canales oficiales de la institución involucrada si el contenido del mensaje que recibiste es legítimo o no.

 

Engaños a través de figuras públicas en redes sociales

Otra modalidad de fraude es a través de la creación de cuentas falsas relacionadas con personalidades famosas y celebridades, las cuales publican ofertas demasiado atractivas para ser ciertas, o aseguran que cierta criptomoneda se va a disparar, por lo que invitan a invertir en ella; o incluso se han hecho cuentas falsas de personas conocidas, como el magnate Elon Musk, en las que supuestamente estas figuras públicas regalan criptomonedas; pero al final, sólo es un fraude y se quedan con el dinero de las personas. 

 

También se usan publicaciones o mensajes en redes sociales, donde se promete el acceso a dinero virtual almacenado en bolsas de criptomonedas, pero primero se les pide a los usuarios pagar una cuota para poder tener el acceso; al final, tal bolsa de criptomonedas no existe y su dinero se pierde para siempre, pues las cuentas que lo ofrecieron suelen desaparecer, sin dejar rastro, ni nombres reales que denunciar.

Comenta:

separador de nota