El futuro de los biomateriales e impresión 3D, en inMateriis

Noviembre 10, 2016

por: Sindy Rodríguez

Autodesk presenta este centro de innovación mexicano, que busca implantar tecnologías emergentes en el grueso de la sociedad.

¿Qué significa que una empresa mexicana cuente con una granja de impresoras 3D? ¿Qué posibilidades se abren? Conoce la historia de inMateriis.

 

La quinta edición consecutiva de la Autodesk University Extension, tuvo como invitada especial a Inés Jiménez Palomar, fundadora de inMateriis, centro de innovación científica mexicano que pretende democratizar la ciencia y acercarla a todos, a través de la experimentación de materiales y su uso en la impresión 3D.

 

La cruzada de Jiménez Palomar comienza a sus 16 años, cuando decide que quiere ser investigadora de biomateriales. La sorpresa que los materiales y las estructuras naturales le causaban, la encaminó hasta Londres, donde inició sus estudios en Ingeniería Biomédica a los 19 años. Continuó con una Maestría en los Materiales de las Medicinas y un Doctorado en la Ciencia de los Materiales.

 

Para ella, el escenario nacional alrededor de la tecnología y la innovación estaba encajonado. En este sentido, inMateriis nació con la idea de conectar la industria de la investigación con el gobierno.

 

Se trata de un espacio neutral, multidisciplinario y colaborativo que busca actividades para la difusión de la ciencia y la tecnología al público en general. Cuenta con un laboratorio completamente equipado con diversas áreas: biotecnología, ingeniería del tejido, impresión 3D, bioimpresión, FDM tradicional y LCD, entre otras.

 

El equipo está formado por ingenieros bioquímicos, químicos, diseñadores industriales y nuevos emprendedores. La finalidad de este conjunto es que las ideas tengan impacto social, para que la tecnología permee y no se quede en los estratos más altos.

 

El 90% de los dispositivos médicos de México se importa; en el país solo se desarrollan productos metálicos o muy tradicionales. Lo que inMateriis busca es disminuir los costos y dar accesibilidad a través del control de la manufactura, la cadena de producción y el suministro.

 

Actualmente, el centro de innovación trabaja con tres aplicaciones médicas inmersas en diversos procesos de manufactura; a corto plazo, de tres a cinco años, espera estar vendiendo estos proyectos y que se repliquen a nivel global para lograr un cambio social.

 

Así, inMateriis busca jóvenes emprendedores que quieran cambiar al mundo. En este centro puedes encontrar asesoría para plasmar en papel tu idea innovadora, hacer un plan de negocios y de desarrollo, determinar su valor en el mercado y llegar hasta una fase de prototipo, con el fin de buscar inversión.

 

Comprometida con el desarrollo sustentable y productos ecológicos, esta empresa desarrolla materiales a partir de la detección de oportunidades de ganancia.

 

Jiménez Palomar nos platicó cómo el 55% del mango del país se pierde; así que inMateriis lo aprovecha para crear una membrana llamada celulosa bacteriana, que se aplica en úlceras diabéticas y funciona como una segunda piel, la cual se convierte en costra al sanar y se desprende fácilmente.

 

También, sin experimentar con animales, crea tejido vivo para uso fármaco. De la mano con el ITESM Guadalajara, Conacyt y la UCL, se ha logrado crear tejido vivo natural.

 

Estas investigaciones llegan al campo cosmético, en el que las membranas para la regeneración celular podrían rellenar arrugas.

 

Con una granja de impresoras 3D, inMateriis crea productos adaptados a las necesidades del receptor. Uno de sus ejemplos de éxito ha sido la creación de dos columnas vertebrales, para niños de entre 11 y 13 años con problemas de escoliosis.

 

Generar un modelo de la espina dorsal permite al médico planear en físico la operación, lo que reduce riesgos y aumenta la efectividad de la intervención.

 

La joven está segura de estar viviendo una nueva era, donde gracias al vencimiento de las primeras patentes de impresión 3D de los 80, revolucionarios como ella ahora pueden entrar en la producción de diseño personalizado.

 

La compañía mexicana aún no trabaja modelos para el mundo deportivo, pero probablemente incursione en la creación de exoesqueletos para atletas.

 

La fundadora de inMateriis deja una reflexión para quienes quieren cambiar el mundo. El reto siempre es interno, no importa cuántas veces te echen abajo.

 

Si tienes curiosidad, busca software gratuitos, como la versión básica de Autodesk, o plataformas en las que se compartan ideas y planos para impresiones 3D.


Puedes inspirarte en el sitio Thingiverse y ponerte en contacto con inMateriis a través del correo info@inmateriis.com o sus redes sociales.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué opinas de democratizar la ciencia?
  • ¿Conoces las impresoras 3D?
  • ¿Tienes una idea que te gustaría compartir con inMateriis?

Comenta: