parentesis.com/

Especial: La historia de las laptops


Conoce la primer computadora portátil y a su creador en este viaje a través del tiempo donde verás cómo han evolucionado los primeros diseños en 30 años de historia, hasta lo que vemos hoy en el mercado.

por: Carla L. G. Hurtado Carla L. G. Hurtado

portada de nota
precios de venta

En este especial hablaremos de los primeros modelos de laptops que fueron los más representativos en su época y que marcaron tendencia con sus diseños. Hablar de todos y cada uno de los modelos que existieron sería extremadamente largo, por lo que a continuación conocerás sólo aquellos modelos que pasaron a la historia y merecen toda nuestra admiración. 

 

Bill Moggridge es un nombre que todos deberíamos tener en nuestras mentes, ya que se trata del diseñador inglés a quien se le atribuye la invención de las laptops. Lamentablemente, este noble caballero falleció en el 2012 a la edad de 69 años. 

Además de esa hazaña histórica, fue el cofundador de IDEO, una firma internacional de diseño y también fue director del Museo Nacional de Diseño, el Cooper Hewitt. 

 

1982

Bill Moggridge creó la primera laptop de la historia en 1982, la cual llevaba por nombre GRiD Compass 101. Esta computadora portátil contaba con la más alta tecnología de su tiempo. Tenía una pantalla electroluminiscente (ELD) y fue la primera en tener una pantalla grande y brillante, con una resolución de 320 x 240 pixeles. 

 

Su precio era extremadamente alto -$8,150 dólares- por lo que no era un equipo para todo el público. Sus más frecuentes usuarios fueron ingenieros de la NASA dentro de transbordadores espaciales y militares de los Estados Unidos. 

 

Su sistema operativo era muy simple, el MS-DOS BIOS versión A, y el almacenamiento interno era de 384K, mientras que la memoria RAM era de 256K, algo muy impresionante para su época. El procesador con el que trabajaba era un Intel 80186. Pesaba unos 4 kilos. 

Como puedes ver, su diseño es bastante hosco y no se parece mucho a las laptops de hoy en día. 

 

Si bien no es la primer “computadora portátil” -dado que Epson y Compaq llevaron al mercado modelos como la HX-20 y la Compaq Portable, respectivamente- su diseño se asemeja a las primeras calculadoras gigantes o computadoras de escritorio miniatura y no a un “cuaderno”. Es por esto que la GRiD Compass se considera la primera laptop de la historia.

 

1983

En 1983 llegó el modelo Gavilan SC y lo más novedoso en ella era el mouse o trackpad que incluía. Gavilan fue construida por Gavilan Computer Corp., y se puso a la venta en mayo de ese año. 

 

Además de ofrecerle a su público un trackpad para operarla de manera más sencilla, este modelo venía equipado con un lector de discos floppy. Trabajaba con MS-DOS y estaba impulsado por un procesador Intel 8088 de unos poderosos 5MHz. Su pantalla era tipo LCD con 400 x 64 pixeles de resolución.

La memoria interna era de 64K, algo bastante escaso, pero se compensaba con el hecho de tener lector de discos Floppy; la memoria ROM era de 48k, mientras que la memoria RAM se alojaba en una “cápsula” de 32K (que se vendía por separado y costaba $350 dólares). ¡Todo un ejemplar! Por otro lado, era un equipo de 4 kilos y costaba $4 mil dólares.

 

Durante los próximos 3 años no se innovó mucho en diseño y tampoco existieron muchos más equipos. En 1984 Apple presentó la Apple IIc, un modelo de computadora de escritorio. Para ese entonces ni siquiera estaban pensando en sacar un modelo portátil.

1986

Fue hasta 1986 que la compañía IBM presentó la IBM Convertible PC. La estructura exterior luce muy similar a lo que ya hemos visto; se parece bastante a las máquinas de escribir eléctricas. 

 

La IBM Convertible PC fue presentada en abril de 1986, costaba poco más de $1,900 dólares y tenía un peso superior al de la mayoría, dado que venía acompañada con una impresora térmica (5Kg). Para interactuar con el sistema –que ya era un PC-DOS Basic– contaba con una pantalla LCD de 640 x 200 pixeles y dos entradas para discos Floppy. 

 

¿Por qué lleva el nombre de Convertible? Así como las laptop Asus Transformer a las que les puedes desmontar la pantalla para usarlas como tablet, a la IBM también podías quitarle la pantalla, pero no para usarlas como tablet. De hecho, el monitor desconectado era inútil; podías conectar la parte del teclado a un monitor fijo y convertirla en una computadora de escritorio con impresora incluída. Claro está, para tal acción se necesitaba contar con los adaptadores necesarios, los cuales tenían precios bastante elevados, que iban desde los $190 dólares hasta los $350. 

Este modelo se caracteriza por ser el primero con una batería recargable. Los modelos anteriores sí eran portátiles, pero no podías encenderlos si no los conectabas a la corriente eléctrica. Este mismo modelo tuvo una actualización en la que se le cambió la pantalla para que fuera más fácil de trabajar en ella y le agregaron luz para poder trabajar en la noche. 

 

Como datos adicionales, tenía un procesador Intel 80C88 que trabajaba a 4.7MHz. La memoria RAM era de 256K y después se actualizó hasta 512K. Memoria interna no tenía, ya que usaba dos discos Floppy y soportaba discos de hasta 720K cada uno.

 

Para estos tiempos Compaq seguía haciendo computadoras portátiles, muy lejos de un diseño de libro. Sus productos eran parecidos a un maletín. Como la Compaq III.

 

1989

Eran casi finales de 1989 cuando Apple presentaba al mundo su primer laptop. Siguiendo con las tendencias de diseño de la época, vemos un modelo muy similar a todos los anteriores, con la ligera diferencia de que éste tenía un perfil triangular. La Apple Macintosh Portable era un modelo en color blanco con mouse de bolita. 

 

Esta pequeña pesaba 7 kilos. Imagínate cargar eso en la espalda o en el hombro, por lo que precisamente “portátil” no era. Si no innovó en diseño, si lo hizo en hardware. La memoria RAM iba desde 1MB hasta los 9MB. ¡Todo un monstruo! El almacenamiento interno era de 40MB y tenía entrada para un disco floppy de hasta 1.4MB.

Se alimentaba de 3 baterías de gel –similares a las que se pueden encontrar en los carros– y cada una duraba de 6 a 12 horas dependiendo del uso. Cada batería le agregaba 907g de peso al equipo. 

 

La pantalla era de 640x400 pixeles (10 pulgadas) y era de tipo LCD. Corría con el sistema operativo Mac OS 6.04 y un CPU Motorola 68HC00 de 16MHz. Todo esto por un inaccesible precio de $7,300 dólares (alrededor de $91,250 pesos mexicanos de hoy). 

 

Para octubre de ese mismo año, se vive un salto impresionante en el diseño de las laptops con la llegada de la Poqet PC, una computadora que cabía en la palma de la mano y a primera vista parecía ser un teclado con pantalla. El teclado era el de una computadora normal de esos tiempos: teclas altas e infladas, mientras que la pantalla era LCD monocromática (de dos colores) de 640 x 200 pixeles.

 

No era tan potente como llegó a serlo la Apple Macintosh Portable. La memoria RAM era de 512K y no tenía almacenamiento interno. Para guardar trabajos se necesitaba de un lector externo de discos Floppy. Lo que volvía a este equipo competitivo, además de su delgado diseño, era el precio de $1,995 dólares. 

El sistema operativo era MS-DOS 3.3 y toda su energía venia de dos pilas AA. Este modelo se puede considerar como el primero en innovar radicalmente el diseño de las laptops. 

 

1991

Para 1991 aparece la primer laptop que marcó tendencia hasta nuestros días y su linea de diseño es la que vemos hoy en día. Se trata de la primer Mac PowerBook.

 

Se introdujo al mercado en octubre de 1991 con un precio que iba de los $2,299 dólares hasta los $4,599. El sistema operativo que traía incluido era Mac OS 7.01 y se podía actualizar a 7.6.1. La pantalla era LCD monocromática de 640 x 400 pixeles, tenía una memoria RAM de 2MB, hasta los 8MB y un almacenamiento de 20MB, hasta los 40MB (razón por la cual los precios de los equipos variaban, tal como ocurre hoy en día).

Este modelo pesaba 6 kilos y fue creado por Apple en conjunto con Sony para lograr un diseño más pequeño, “ligero” y “barato”, pero que en cuanto a rendimiento y capacidades fuera igual o mejor que la Apple Macintosh Portable. 

 

Lo que distingue a ese diseño es la disposición del teclado aventado hacia atrás para darle espacio al mouse de bolita tan característico de la época y era considerado lo más económico del momento. 

 

La única desventaja es que no contaba con lector de Floppys, era necesario comprar el lector de manera separada. Se puede considerar a la PowerBook el tatarabuelo de todos los modelos de laptops que Apple lanzó a partir de ese momento. 

 

La línea PowerBook duró hasta 1999-2000, cuando Apple presentó el completamente rediseñado iBook. En 2003 la compañía lanzó lo que sería la última PowerBook y entre los años 2001 y 2005 se dio a conocer la primera iBook G3. Lo demás ya es historia. 

 

1992

Sin duda el diseño presentado por Apple y Sony impresionó a todos los fabricantes de computadoras, tanto que IBM decidió presentar su propio modelo de laptop, creando la IMB ThinkPad, en 1992. Este modelo se convirtió en la estrella que protagonizó papeles importantes en películas de cine. 

La ThinkPad revoluciona el diseño y reduce la colosal bola de mouse a un ínfimo botón entre las teclas “G” y “H”, dejando hasta el frente los dos botones para seleccionar. Además de eso, es un modelo que representó la competencia directa con Apple en cuanto a capacidades de hardware.

 

Tenía una memoria RAM de 4MB hasta 16MB y un almacenamiento interno de 80MB. Una ventaja a su favor es que este modelo si tenía un lector de discos Floppy. La pantalla era LCD a colores de 9.5 pulgadas y un procesador Intel 80386 SL de 25MHz. Quien quisiera una PowerBook lo pensaba dos veces al ver este modelo, que si bien tenía las mismas capacidades tenía un precio mucho más accesible (y razonable) de $2,375 dólares. La IBM ThinkPad ya venía con Microsoft Windows for Workgroups.

 

Desde ese momento, el diseño de las laptops como las conocemos empezó a transformarse en todo el mundo radicalmente. Con los avances tecnológicos se logró aumentar la capacidad de almacenamiento, equipar con mejores procesadores, así como incluir pantallas de mejor resolución y un espectro mucho más amplio de colores. 

 

1996

En 1996 Toshiba creó la Toshiba Libretto 20 y era uno de los modelos más pequeños y realmente ligeros. Pesaba únicamente 840 gramos y ya tenía Windows 95 listo para trabajar. Este modelo se comercializó únicamente en Japón. Estaba equipada con un procesador AMD 485 DX4 que trabajaba a 75MHZ, de 8MB hasta 29MB de RAM y un almacenamiento interno de 270MB. Su pantalla era de 6.1 pulgadas tipo TFT. 

Fue así como en 30 años se pudo llevar a manos de todos los consumidores equipos completamente portátiles, con capacidades de hasta 16GB en RAM y 1TB de almacenamiento interno. Pantallas Retina, modelos convertibles en tablets e incluso lápices ópticos o stylus para mejorar la experiencia de usuario. 

Comenta:

separador de nota