parentesis.com/

Nuevos robots creados a partir de arañas muertas.


Así son los necrobots creados por científicos bajo un proyecto del 2019

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Si bien, grande desarrollo tecnológico ha recogido de la naturaleza y seres vivos las características para obtener éxito en sus funciones, ejemplo de ello son los diseños de las naves aéreas, las alas flexibles y curvas o la sorpréndete resistencia de los panales. 


La idea puede resultar un poco escalofriante para quienes no simpatizan con este tipo de artrópodos, pero interesante para todos aquellos interesados en descubrir cómo las características fisiológicas de las arañas han abierto la puerta hacia el desarrollo de una nueva área de investigación denominada "necrobótica".

El proyecto comenzó en 2019 de la mano de Daniel Preston y Faye Yap, dos investigadores de un laboratorio de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Rice, limpiando una de las salas encontraron una araña muerta en el pasillo y se preguntaron por qué las arañas se acurrucan antes de morir, 
Después una investigación rápida, descubrieron que las arañas no poseen músculos como los bíceps o los tríceps de los humanos, sino únicamente músculos flexores. Así, descubrieron que se mueven con presión hidráulica, y cuando mueren pierden la capacidad de presurizar su cuerpo.

Con este descubrimiento, los investigadores utilizaron la araña para diferentes pruebas. Por ejemplo, para recoger una bola de espuma, retirar un cable de un puente eléctrico y manipular otras arañas. En las pruebas notaron, además, que las arañas más pequeñas pueden transportar cargas más pesadas en comparación con las grandes.
Preston cree que la necrobótica podría aplicarse en tareas de micromanipulación, que podría resolver el tema de la basura tecnológica, que un robot tradicional puede generar, por lo pronto, los investigadores están trabajando para desarrollar la manipulación individual de las patas y así obtener mayor precisión en sus operaciones. Nos leemos en la próxima. 

Comenta:

separador de nota