parentesis.com/

The Last Guardian: Un juego único se acerca al PS4


El director Fumito Ueda, célebre por los clásicos de culto Ico y Shadow of the Colossus, debutará uno de los juegos más misteriosos del PS4.

por: Allan Vélez Allan Vélez

portada de nota
precios de venta

Independientemente del cariño que siento por Shadow of the Colossus, una de las principales razones por las que deseo jugar The Last Guardian es la naturaleza misma del juego. A excepción quizá de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, no hay ningún otro juego en el horizonte cercano que combine los elementos que, previamente, ha dominado el director Fumito Ueda en juegos como Ico o Shadow of the Colossus: historias de amor narradas de forma minimalista en mundos de fantasía donde impera un entrañable sentido de nostalgia.

 

Tuve la oportunidad de jugar The Last Guardian durante el pasado EGS. Aunque mi sesión fue bastante corta, pude notar que el nuevo trabajo de Japan Studio sigue la misma línea que los clásicos de culto Ico y Shadow of the Colossus. Esta vez el jugador toma el control de un misterioso niño que se vuelve amigo de una gigantesca criatura alada llamada Trico. A través de esta relación el jugador desvela el misterio en torno al secuestro del niño protagonista, quien después de haber sido raptado despierta con el cuerpo completamente tatuado.

 

La relación con Trico es, cabe señalarlo, interesante. El niño se auxilia de Trico para resolver puzzles o para alcanzar sitios a los que no podría llegar sin ayuda. Y aunque el juego cuenta con comandos para interactuar con Trico –un botón hace que el niño chifle o grite “Tricooooo”–, no hay forma de darle instrucciones expresas. Trico actúa de forma independiente y eso, al menos durante mi sesión, fue tanto interesante como frustrante.

 

Durante mi sesión de juego también noté que la resolución de acertijos mantienen un papel clave en el gameplay. Al parecer estos serán misteriosos y poco intuitivos, situación que considero podría marginar a los jugadores desesperados o poco curiosos. Sin embargo, debo decir que jugué por poco tiempo y en un ambiente que no era precisamente propicio para jugar un título que, por su mismo diseño, demanda atención y observación.

 

También es notable el estilo narrativo de The Last Guardian. La trama se cuenta de forma minimalista y los diálogos son breves. Como en juegos pasados de Ueda, en The Last Guardian impera una sensación de soledad y nostalgia.

 

El desarrollo de The Last Guardian data desde 2007. Se trata de uno de los videojuegos con mayor tiempo de desarrollo. El título estará disponible en exclusiva en PlayStation 4 el próximo 6 de diciembre.

 

ReseñaUncharted 4: A Thief's End

Comenta:

separador de nota