parentesis.com/

‘TikTok’, la app del momento, es el meme vuelto video


La aplicación móvil china de ByteDance, hasta ahora, está disponible en al menos 150 países y 75 idiomas.

por: Juan Martín M.

Entre las redes sociales que están en pleno pugilato, un nuevo chico oriental subió al ring con cara de campeón. Entre diciembre del 2018 y enero de este año, TikTok fue una de las cinco apps más descargadas en Estados Unidos. Además, en noviembre pasado, fue la segunda aplicación más descargada del mundo: superó a WhatsApp, Messenger, Facebook y otras.  

 

Hasta ahora, ya está disponible en al menos 150 países y 75 idiomas. ¿Qué tiene que apenas con poco tiempo está pasando por encima de sus adversarios con más experiencia?

 

 

Comedia musical instantánea

Desarrollada apenas en 2016 por ByteDance, la función del desarrollo es hacer videos cortos (15 segundos) estilo selfie, con música comercial o audio de fondo. Por supuesto, eso no es todo. Los usuarios –en su mayoría jóvenes y adolescentes–  se aprenden la letra de un pequeño fragmento de canción comercial –entre una gran variedad que ofrece la app– para hacer lip synk, además de llevar a cabo coreografías ridículas y con resultados francamente maravillosos, o al menos desternillantes. Baile y comedia, ¿qué más se puede pedir?

 

La brevedad de los clips es idónea para los jóvenes, que quizá por estar atiborrados de información, prefieren contenidos efímeros, banales, muchas veces incomprensibles para los adultos. Pero también está lo que reportó The Washington Post: ya hay muchos enfermeros, mecánicos, empleados de Walmart y miembros de la milicia que se han involucrado con la plataforma. "Salirte de tu piel 15 o 20 segundos, y luego regresar al trabajo, te hace mentalmente fuerte", declaró un marine con una cuenta TikTok. En México, algunos guardianes de la ley uniformados ya están haciendo coreografías para ésta.  

 

A diferencia de los videos de Instagram, los de TikTok se pueden acelerar, retrasar y editar. La manera en que se graban es bastante intuitiva y puede hacerse con una sola mano. 


Los clips pueden compartirse con otros usuarios de la app, quienes pueden comentarlo e incluso grabar un video junto al de otro usuario. Probablemente por su función dual, la app fue bautizada en China como Duoyin. Pero lo que más llama la atención no es su interfaz, sino la manera en que está creciendo y el objetivo que tiene: la comedia.   

 

La plataforma también permite bajar pequeños pedazos de programas de televisión –la mayoría cómicos, en inglés o español– con el mismo objetivo: hacer lip synk con ellos, grabar escenas y representarlas con la mejor actuación, la más cómica. Si en el fragmento se escuchan dos personajes o uno, no importa, el usuario puede interpretar ambos. Si se quiere hacer con alguien más que esté en otro lado, es posible.

 

A diferencia de Facebook con lo social, Twitter con lo informativo e Instagram con lo visual, parece que TikTok va con el humor, el gag accesible a niños y adultos. El meme vuelto video. 

 

El impacto es tal que los tiktokers, o los influencers del servicio, se pueden encontrar en otras plataformas como YouTube e Instagram con menos seguidores. China dio en el clavo. 

 

La amenaza china

Hace poco, Forbes afirmó que los desarrolladores de TikTok podrían recibir una inversión de Softbank Group que los convertiría en la startup más grande del mundo. Gracias a ello, ByteDance se transformaría en el protagonista del futuro en Internet.

 

La amenaza no es desaforada. En primera, no es una copia china de una app o servicio occidental.  Además, es una plataforma china que creció por su fusión con otra que ya gozaba de mucha popularidad en occidente: Musical.ly.

 

TikTok tiene 150 millones de usuarios activos diariamente solamente en China. El peligro es tal que Facebook tomó cartas en el asunto, y en una reacción pantagruélica, creó sigilosamente Lasso

 

Todavía es arriesgado asegurar la supervivencia de la app. Casos como los de Snapchat o Vine hacen difícil augurar algún pronóstico. Pero hay que considerar que TikTok no se distingue por su tecnología, sino por ser un mensaje que sólo los más sarcásticos pudieron captar con toda perspicuidad: la única burla auténtica es la burla a uno mismo. 

 

Nota relacionada: La mejor app de 2018 para Android es una de idiomas​

Comenta: