¿Qué hay en el laboratorio de Ciberseguridad más avanzado del mundo?

Noviembre 19, 2019

por: Roberto Guzmán

En el IoT Lab de Avast se pueden encontrar varios dispositivos inteligentes, impresoras 3-D, 6 kilómetros de cable y una jaula de Faraday para enviar señales electromagnéticas controladas.

 

Posiblemente no estás tan relacionado con el término Ciberseguridad. Si es tu caso, acá te lo explicamos; básicamente es la práctica de proteger computadoras, dispositivos móviles, y redes locales de ataques maliciosos.

 

Este es un tema serio y, poco a poco, lo tenemos que tener presente, ya que un ataque informático lo puede sufrir cualquiera: una empresa, tú tía, un empresario o tú mismo, por lo que hay compañías que se han dedicado por un tiempo a combatir el problema.

 

Una de esas compañías es Avast, una empresa de ciberseguridad fundada en 1988 en República Checa, que acaba de abrir su primer laboratorio de ciberseguridad para dispositivos IoT (Internet de las cosas).

 

 

En este lugar, los expertos disponen de tecnologías de última generación para realizar todo tipo de ejercicios de investigación, y entre las herramientas que puedes encontrar, se incluye una Jaula de Faraday, una habitación con paredes de acero que bloquea la entrada o salida de señales electromagnéticas, para asegurarse de que ninguna señal interfiera con las frecuencias públicas y así evitar hacer algo prohibido.

 

Esta es una jaula que pocos laboratorios en el mundo pueden tener, y permite a los investigadores simular un ataque hipotético en el que un hacker configura una red telefónica, tal como lo haría un proveedor de telecomunicaciones, y luego ejecuta un generador de ruido de frecuencia que causa que todos los dispositivos dentro de un determinado rango de alcance pierdan conectividad 5G/4G/3G.

 

Esto provocaría que los dispositivos afectados adopten de forma predeterminada la red telefónica configurada previamente por el atacante, permitiéndole que lleve a cabo un ataque informático, interceptando toda la información enviada desde los dispositivos conectados a la red del atacante.

 

 

Por otra parte, también podemos encontrar una gran cantidad de dispositivos inteligentes, los cuales pueden ser analizados minuciosamente por los investigadores con herramientas de soldadura y con un microscopio de alta potencia.

 

Esto se debe a que los cibercriminales se valen de cualquier vulnerabilidad en todo tipo de dispositivos, por lo que tener una gran cantidad de estos disponibles para su análisis, mejora el trabajo de investigación dentro del laboratorio.

 

 

De hecho, se hizo una demostración de cómo un simple adorno de mesa (una maceta flotante, para ser más exactos), es alterada para incluir conectividad LTE y un micrófono dentro de ella, con la que se penetra una red vulnerable y puede grabar sonidos, conversaciones y golpes de teclado.

 

Luego, y mediante el uso de Inteligencia Artificial, un hacker puede descifrar contraseñas, detalles de tarjetas de crédito, información personal, y hasta acceder a otros dispositivos conectados a la red WiFi, para controlarlos y extraer más información (fotos, videos, notas, mensajes, etc).

 

Finalmente, encontramos que el laboratorio cuenta con una conexión de 10GB por segundo, con la que los expertos pueden descargar grandes conjuntos de datos en segundos, optimizando el tiempo de respuesta cuando se trabaja en la detención de una amenaza.

 

Así, con un nutrido equipo de expertos y hardware de punta, Avast trata de ganarle la batalla al cibercrimen, que con la llegada del Internet de las Cosas tiene un nuevo terreno que explotar y Avast lo quiere proteger a como de lugar. 

 

Y tú, ¿qué tanto sabes de Ciberseguridad?.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué tanto sabes de Ciberseguridad?
  • ¿Te parece interesante el tema?
  • ¿De qué otros temas quieres que hablemos?

Comenta: