parentesis.com/

En criptomonedas, falló seguro del ecosistema de Terra


Planea reiniciar una especie de Terra 2.0, es decir, un plan para salvar el ecosistema de la capa 1 sin la stablecoin ST

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
precios de venta

Después la implosión del ecosistema Terra a mediados de mayo, evento que dejó marcadas las criptomonedas, TerraUSD (UST) ahora TerraUSD Classic (USTC) creo un seguro que recientemente falló.

La mayoría de la gente no esperaba que Terra fallara tan rápido, tan dramática y completamente irrevocablemente, lo que, obligó a la empresa a realizar un plan para reiniciar una especie de Terra 2.0, es decir, un plan para salvar el ecosistema de la capa 1 sin la stablecoin ST.

El antiguo Terra, ahora conocido como Terra Classic, está muerto. Un intento fallido de respaldar a los titulares de UST imprimió billones de tokens LUNA, destruyendo su valor y, en última instancia, poniendo en peligro la seguridad de la propia red.

La completa desaparición de 50.000 millones de dólares de valor parece haber hecho que la gente decida de una vez por todas que las stablecoins algorítmicas no pueden funcionar. No obstante, es importante tener en cuenta de que LUNA original fracasó y cómo otros pueden aprender de sus lecciones.

SEGUTO TE INTERESA: Nuevo Troyano para robar información bancaria desde los dispositivos

El término "stablecoin" evoca sobre todo a las monedas con paridad en dólares de Estados Unidos que pretenden mantener un valor de un dólar. Pero, es importante recordar que esto es sobre todo una cuestión de conveniencia. Los mismos mecanismos en los que se basan las stablecoins actuales en dólares pueden utilizarse para crear monedas vinculadas al euro, al oro, incluso a Bitcoin (BTC), a los futuros del Nasdaq o a alguna acción concreta, como Tesla (TSLA).

También es interesante señalar que las stablecoins no son realmente una idea nueva del espacio cripto. Los diseños actuales de las stablecoins están estrechamente relacionados con el funcionamiento del dinero bajo el patrón oro -por ejemplo, Dai de Maker es un reclamo a una garantía dura, al igual que los primeros billetes eran reclamos a una bóveda de oro- o son una reproducción de las monedas vinculadas, como el dólar de Hong Kong.

Dai de Hong Kong (HKD) es un ejemplo muy interesante en todo esto porque es una "moneda estable algorítmica" bastante común. Está vinculado al dólar estadounidense, aunque no en una proporción de 1:1, y el banco central de HK utiliza sus enormes reservas para mantener el precio del HKD en una proporción bien definida, negociándolo en el mercado. Las últimas auditorías sitúan las reservas de Hong Kong en 463.000 millones de dólares, lo que supone seis veces el HKD en circulación inmediata y casi la mitad de su M3, la definición más amplia de "dinero" que incluye también los activos no inmediatamente líquidos (como los depósitos bancarios bloqueados).

Realmente la única razón por la que el HKD no es técnicamente una stablecoin algorítmica es que hay un banco central que realiza operaciones de mercado. En las finanzas descentralizadas (DeFi), el banco central es sustituido por un algoritmo.

 

Comenta:

separador de nota