Las 'vidas perfectas' de tus amigos en Facebook pueden afectar tu estado de ánimo

Agosto 15, 2013

por: Carlos Peña

Un reciente estudio investigó la relación entre el tiempo que la gente pasa en Facebook, con la tendencia a sentir inferioridad frente a la vida de otras personas.

¿Cuántas veces has escrito un “jajajaja” o has dado un like en alguna publicación de tus amigos en Facebook sin realmente sentirlo? Si alguna vez las publicaciones de tus contactos mostrando las relaciones perfectas, viajes por todo el mundo o fiestas increíbles te han hecho sentir como que “tu vida no es tan interesante como la de los demás”, quizás te sorprendas de saber que no eres el único.

 

Un reciente estudio de la Universidad de Michigan revela que las personas que revisan con más frecuencia sus perfiles de Facebook, son más propensas a sentir insatisfechos con sus vidas.

 

Para medir la relación entre los sentimientos de las personas y el uso de Facebook, el equipo trabajó con un pequeño grupo de adultos jóvenes que mantienen una actividad constante con sus cuentas de Facebook. Originarios también de Michigan, los usuarios comenzaron a recibir 5 notificaciones por día durante dos semanas, de parte de los investigadores. Cada texto contenía una liga al final que los redirigía a una página con una pequeña encuesta para preguntarles cómo se sentían en ese momento. Adicionalmente, para saber qué tan frecuentemente revisaban estas notificaciones del perfil, las variables calificaron su preocupación y nivel de soledad de ese momento, así como su satisfacción con la vida en general.

 

Era importante comparar el antes y el después para el estudio, por eso los investigadores le preguntaron a la gente su satisfacción ante la vida tanto al principio, como al final del estudio, y así fue como encontraron que las personas que utilizaron con mayor frecuencia Facebook durante las dos semanas de la prueba, también eran las personas cuyo estado de ánimo y satisfacción ante la vida había decaído en mayor grado. Asimismo, aquellos que pasaron más tiempo interactuando con gente cara a cara y llevando una vida más alejada de esta red social, incrementaron su nivel de satisfacción ante sus vidas.

 

“Alrededor de mil millones de personas se han unido a Facebook, y aproximadamente la mitad de ellos revisa sus perfiles todos los días”, comentó Ethan Kross, psicólogo y principal investigador del estudio. “Aparentemente Facebook representa una recurso invaluable para satisfacer esa necesidad básica del ser humano de interacción social. Pero en vez de procurar el bienestar, nuestros hallazgos demuestran que la interacción con Facebook podría tener resultados opuestos para los adultos jóvenes”.

 

¿Pero qué es lo que hay en estas redes sociales que hace sentir a las personas tan fuera de lugar?

 

La primera teoría es que las personas tienden a compararse ellos mismos con las vidas “perfectas” que sus contactos suelen presumir a través de estados, fotos, videos, etc., dejando de lado que lo que ven en realidad no es más que una publicación digital que no representa la calidad de vida que tienen las personas en la realidad, de ahí que tiendan a sentirse inferiores.

 

En general, Facebook se ha convertido en un tema bastante interesante para varios investigadores debido al lugar que ha ocupado en las vidas de las personas. Psicólogos, sociólogos y otros académicos se han mostrado interesados en el impacto que han generado estos nuevos hábitos en la salud de las personas (incluyendo la emocional).

 

Y aunque este estudió se centró en trabajar con adultos jóvenes, nadie está exento, ya que hay otros estudios, como el realizado por la Utah Valley University  en 2012, en el que se descubrió a través de 425 estudiantes que a mayor tiempo gastado en Facebook, mayor era la percepción negativa que tenían de sus propias vidas, debido a que pensaban que la vida de los demás era más feliz.

 

Y tú, ¿alguna vez te has sentido menos a causa de alguna publicación de tus amigos o conocidos en redes sociales? 

 

Con información de CNN

Nos interesa tu opinión:

Comenta: