parentesis.com/

DBS Superleggera Volante es el convertible más veloz de Aston Martin


La nueva versión de DBS Superleggera logra acelerar de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos.

por: Daniel Estrada

 

Aston Martin está presentando su convertible más rápido y poderoso que han fabricado hasta el momento. El nuevo Volante completa la gama DBS Superleggera y supone una mejoría, en todos los sentidos, con respecto al Aston Martin DB11 Volante.

 

DBS Superleggera Volante mantiene toda la deportividad de la familia, incluso, con respecto a la versión Coupé, se hacen cambios para no perder carga aerodinámica. El parabrisas se refuerza con fibra de carbono y con ayuda de “Q by Aston Martin” se podrá entintar con el mismo material. La fibra de carbono también se puede encontrar en las salidas de aire o los retrovisores. 

 

 

El interior de DBS Superleggera Volante añade ese toque exclusivo de Aston Martin. Incorpora materiales como el cuero de calidad y detalles en negro brillante. La pantalla de 8 pulgadas del sistema multimedia es compatible con Apple CarPlay, aquí también se podrá ver las cámaras de 360º y el sistema de navegación.

 

El techo del DBS Superleggera Volante es fabricado en tela y cuenta con ocho capas que le permiten un mejor nivel de aislamiento en términos de acuita y térmicos. El toldo en tela se abre en tan solo 14 segundos, el cerrarlo lo hará en 16 segundos. 

 

Nota relacionada: Rapide E es el primer sedán eléctrico de Aston Martin

 

 

Así de poderoso es DBS Superleggera Volante

 

 

Como en toda la nueva gama DBS Superleggera, este nuevo convertible cuenta con el poderoso motor 5.2 litros que genera una potencia de 715 bhp y un torque máxima de 900 Nm. A este motor se le asocia una transmisión automática ZF de ocho velocidad y toda la potencia se canaliza en la parte trasera.

 

Gracias a este poderoso motor Twin-turbo V12 el nuevo DBS Superleggera Volante acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 3.6 segundos. La velocidad máxima de DBS Superleggera Volante es de 339 km/h.

 

Cabe mencionar que en cada uno de los tres modos de conducción (GT, Sport y Sport Plus) el sonido del motor cambia. De igual forma, Aston Martin añade el “arranque silencioso” para no despertar a los vecinos.

 

Comenta: