parentesis.com/

Subaru Impreza 2024: La sexta generación define su futuro con una sola carrocería


Subaru presenta la nueva generación de su famoso Impreza.

por: Mauricio Juarez Mauricio Juarez

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

 

El Subaru Impreza nació como la respuesta a hatchback a autos como el Volkswagen Golf, Mazda3 y Honda Civic. Desde 2008 ha existido en esa forma, pues antes había destacado como un sedán o coupé. Sin embargo en esta sexta generación la marca japonesa ha decidido dejar de producir la variante sedán para enfocarse solo en el hatch.

Esta sexta interpretación aparece con cambios notorios. Primero que nada, el exterior es mucho más expresivo y con líneas más maduras que se alejan de ese lenguaje muy marcado de un auto asiático. Luce más maduro y moderno.

Por fuera seguirá teniendo faros y calaveras LED, rines en color plata o negro y hasta algunas variantes con detalles de corte deportivo que buscan darle una apariencia algo más atrevida, de hecho llega una versión llamada R.S que justo apunta a ese lado pasional.

El interior también cambia, aunque de una forma algo más discreta. Sí hay formas nuevas, pero es fácil ver muchas similitudes con el interior que vemos en los Impreza de quinta generación. El cambio más notorio es la llegada de una pantalla táctil de 11.6" colocada de forma vertical.

Subaru promete más y mejor conectividad, asientos más cómodos, mejores espacios de almacenamiento, además de un mayor refinamiento en el actual de la suite de asistencias a la conducción que tanto han caracterizado a su gama en los últimos años.

En términos de mecánica, la marca sigue fiel a los motores bóxer. En esta sexta generación estará disponible un motor atmosférico de 4 cilindros de 2.0 litros con 152 hp y 148 lb-pie de par que llevará ese poder a las 4 ruedas a través de una caja CVT y el  sistema Symmetrical All Wheel Drive de la marca.

La otra opción es el motor atmosférico también de 4 cilindros, pero en este caso de 2.5 litros que generará 182 hp y 178 lb-pie de par. De nuevo llevará solo caja CVT y el sistema de tracción AWD de la marca. La variante RS además de este motor, lleva suspensión de corte deportivo, frenos más capaces y algunos otros ajustes para hacer más dinámica la conducción.

Este modelo comenzará a producirse a inicios de 2023. No está claro si lo veremos llegar a México, aunque viendo la expansión que ha estado realizando la marca, es probable que aterrice en nuestro país hacia fines de año.

 

Comenta:

separador de nota