¿Qué tan cerca estamos de los autos que se manejan solos?

Agosto 18, 2016

por: Carlos Peña

En el marco del IDF 2016, profundizamos sobre el futuro que nos espera con los automóviles autónomos.

La idea de los autos que se manejan solos sigue siendo un misterio en muchos sentidos para la mayoría de las personas. Incluso para quienes estamos inmersos en la industria tecnológica, aún hay incógnitas sobre la forma en la que se harán una realidad, pero asistir a un evento como IDF 2016 te da la oportunidad de esclarecer dudas. 

 

El foro para desarrolladores, organizado por Intel, contempla entrevistas privadas con altos ejecutivos de la empresa. Luego de una charla con Bridget Karlin, directora de la división de Internet de las cosas de Intel y experta en el área de autonomous driving, podemos dejar claras algunas de las realidades sobre el futuro de los vehículos autónomos. 

 

Los cinco niveles de autonomía 

La transición de los carros 100% autónomos ha sido dividida en cuatro niveles; el nivel cero es aquel en el que los autos necesitan el completo control de un humano con todos los sentidos enfocados en el manejo

 

A partir de este punto, los dos primeros niveles ya han sido dominados por los fabricantes, pues se refieren a los asistentes de manejo con la capacidad de controlar funciones de forma autónoma. Así, el conductor necesita tener su vista fija al camino todo el tiempo, pero puede quitar temporalmente las manos del volante. 

 

El tercer nivel sería en el que nos encontramos actualmente, gracias a empresas como Google, Ford, BMW, Tesla y otros fabricantes. De este modo, hoy podemos ver prototipos de autos que se estacionan y se manejan solos, con lo cual el usuario puede tener las manos lejos del volante y los ojos fuera del camino. Suena arriesgado, pero es precisamente lo que las compañías están tratando de perfeccionar para que la seguridad no sea una preocupación. 

 

Los siguientes niveles, cuatro y cinco, consideran autos que podrían moverse con o sin una persona sentada en el asiento del piloto. Y aunque suene a película de ciencia ficción, es a donde apunta la industria automotriz en un par de décadas. 

 

No habrá carros autónomos sin 5G

Como imaginarás, hacer que los autos se muevan por su cuenta requiere una conexión más poderosa que la que usan nuestros teléfonos para descargar una película. De ahí que Intel y otras empresas consideren a la conexión 5G –fundamental para este tipo de vehículos– como la siguiente era. 

 

Esta es una de las razones por las que se considera el 2020 como el año en el que veremos los autos del nivel cuatro y cinco como una realidad comercial, en diferentes partes del mundo.

 

¿Cuánto tiempo falta para verlos en las calles? 

Si tomamos en cuenta que las redes 5G no llegarán a México en 2020, ya nos podemos ir haciendo a la idea de que nuestras calles se llenarán primero de autos eléctricos antes que autónomos. Además, es importante mencionar que los primeros carros de este tipo están pensados para usarse en industrias muy específicas, como la agrícola, para acelerar procesos. 

 

En realidad, la integración más grande de coches autónomos a las ciudades se espera que sean a través de taxis, así que no desesperes, para cuando se vendan al público general, es probable que ya tengas suficientes ahorros para poder pagar por uno. 

 

Los caminos tan importantes como los autos

La infraestructura de las ciudades también es un elemento crucial para estos autos, así que si el terreno no cuenta con lo necesario para que un auto pueda desplazarse y sobre todo, sensores en ciertos puntos de la ciudad que recopilen información sobre el comportamiento del mismo, la fecha de espera se hace aún más larga. 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿A qué industria crees que beneficiarían más estos autos?
  • ¿Crees que México esté preparado en algún momento para los coches autónomos?

Comenta: