parentesis.com/

Noruega ya no es el ejemplo mundial en movilidad con autos eléctricos, ahora cargarlos cuesta más que llenar el tanque con gasolina


Un ajuste de impuestos ha acabado con la peculiaridad de Noruega para fomentar tanto el uso de autos eléctricos.

por: Mauricio Juarez Mauricio Juarez

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

Durante años el mundo vio cómo Noruega se volvía un oasis de autos eléctricos. Las legislaciones habían logrado dar incentivos de ensueño para que sus habitantes prefirieran comprar autos eléctricos que autos a combustión.

Principalmente el gobierno subsidiaba una parte importante del costo del auto, daba tarifas preferenciales de costos de energía eléctrica, así como muchos otros beneficios fiscales que volvían irresistible probar esa nueva modalidad de movilidad. Mientras que aumentaban los impuestos a los autos a gasolina, al mismo combustible y hasta la restricción de circulación en ciertas zonas.

Todo esto hizo que Noruega se convirtiera en uno de los primeros países en los que durante varios años se vendieron más autos eléctricos que a combustión. Desafortunadamente, todo parece haber llegado a un fin algo abrupto.

Según reporta el diario noruego, Avisa Oslo, una nueva reforma en impuestos hizo que el precio de cargar un auto eléctrico en los cargadores públicos triplicara su precio. Incluso sobrepasando el costo de llenar el tanque de  un auto a combustión, aún con todos los impuestos agregados a la gasolina o diesel.

Como respuesta, la Asociación de Vehículos Eléctricos, ha recomendado a la población de Oslo que por el momento no compren autos eléctricos, pues el costo de las cargas los han hecho inviables como una solución de movilidad. Por su parte el gobierno local, reconoció el error y dice estar trabajando en un ajuste de tarifas que esperan implementar lo más rápido posible.

Comenta:

separador de nota