parentesis.com/

Las cajas manuales en los autos llegarán a su fin, todo sea en pro de un futuro más cómodo y seguro


En el mundo cada día hay menos autos con cajas manuales y las razones apuntan directamente a la comodidad y seguridad.

por: Mauricio Juarez Mauricio Juarez

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

La industria automotriz es una industria de evolución y progreso. Lejos estamos de aquellos años donde la potencia no pasaba de los 10 hp, donde los elementos avanzados de seguridad no eran ni un concepto en la mente de alguien y donde manejar un automóvil era una tarea compleja con más pedales, palancas e interruptores que presionar para lograr la marcha. Es por ello que elementos como las cajas de cambios manuales están desapareciendo.

Durante décadas las cajas manuales dominaron la industria automotriz, siendo el tipo de transmisión preferido por las marcas y consumidores, sin embargo, con el paso del tiempo, la facilidad de fabricar, programar y sobretodo asegurar una buena durabilidad de las cajas automáticas, han hecho que este último tipo de transmisiones sean las elegidas por la mayoría de los consumidores.

Tan así ha crecido la preferencia del público que hoy en día cada vez menos autos tienen caja manual, sin importar que sea un segmento de lujo o uno de volumen con precios accesibles. La mayoría de los conductores han preferido la caja automática por comodidad, ya que en situaciones de tráfico pesado en ciudades tan caóticas como la CDMX por ejemplo, facilitan la tarea de moverse a velocidades bajas en embotellamientos. A su vez representan una mayor facilidad para poder aprender a manejar.

Un origen enfocado en la seguridad

Cabe destacar que el origen de este tipo de transmisiones automáticas no se crearon tanto por comodidad, más bien lo hicieron por seguridad. El concepto detrás de ellas es el eliminar la distracción que representa tener que coordinar nuestro pie izquierdo con la mano derecha, después el pie derecho, el oido con el sonido del motor o bien la vista con el tacómetro. Eliminando todas esas tareas, en teoría nos mantendríamos más atentos al camino, además de que en una frenada de emergencia, se evitaría que el auto se apagase si no se hacía la cantidad de cambios descendentes necesarios para mantenerlo en marcha.

En segundo plano también está la reducción de autos con motor a combustión, pues con la era eléctrica acercándose, en ese tipo de autos no es tan necesaria una transmisión convencional, ya que con solo una marcha hacia adelanta y otra hacia atrás se puede vivir.

Más seguras para manejar, pero no perfectas

Si bien no hay duda que pueden ayudarnos a mantenernos más enfocados en el camino, las cajas automáticas también tienen sus propias debilidades. En este caso tienden a aumentar el consumo de combustible frente a una caja manual, también son más difíciles y caras de reparar ya que contienen algunos elementos extra tanto de hardware como de software para poder funcionar. Finalmente, aunque en los últimos años han mejorado tanto al nivel de hacer a varios autos automáticos más rápidos que sus contrapartes con caja manual, para muchos conductores entusiastas del manejo, el no poder controlar la transmisión resta algo de emoción al volante. Como todo, tiene sus pro y contras.

No todo es un caso perdido

Si bien muchas marcas han anunciado que cada vez reducirán más el número de autos que tendrán caja manual, hay otras que han hecho lo contrario y confirman que las cajas manuales seguirán vivas mientras haya entusiastas que las pidan y mientras las leyes ambientales permiten aún la venta de autos a combustión. BMW, por ejemplo es una de ellas que se comprometió a entregar este tipo de transmisiones a sus modelos deportivos.

Por ahora en México aún hay autos que por posición de precios siguen ofreciendo estas transmisiones, pero en cuanto no sea redituable fabricarlas por baja demanda, irán desapareciendo  hasta de esos modelos, hasta que se vuelva una necesidad de nicho y que probablemente solo perdure en deportivos exclusivos que quieran mantener a flote esa sensación de control. Aunque claro, en vez de ser la opción barata, serán la opción cara por su rareza, aún siendo mecánicamente más sencillas.

Comenta:

separador de nota