parentesis.com/

La carga de los autos eléctricos podría lograrse en 5 minutos con tecnología de la NASA


La NASA está trabajando en un nuevo sistema de transferencia de calor que permitiría cargar baterías tan rápido como poner gasolina a un auto.

por: Mauricio Juarez Mauricio Juarez

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

 

Sabemos que la industria automotriz camina sin descanso hacia la transición eléctrica, pero a pesar de haber hecho grandes avances, aún hay obstáculos grandes como el del tiempo de carga de las baterías. Afortunadamente, la NASA parece haber encontrado una forma de bajar el tiempo de carga de baterías de gran tamaño como la de los autos eléctricos, hasta llegar a los 5 minutos o menos por carga.

Acutalmente los sistemas más rápidos permiten pasar del 10% al 80% de carga en cuestión de 20 minutos a 40 minutos y como ya mencionaba, solo en algunos autos muy avanzados, la mayoría debe hacerlo más lento tanto por infraestructura y poder requerido, pero principalmente por el calor que se genera en la estación, los cables y la batería misma.

En la NASA han desarrollado el Experimento de flujo hirviente y condensación. Este experimento consiste de varios módulos en los que yacen varios componentes que permiten la carga de baterías de gran capacidad. Una vez que la corriente eléctrica pasa y calienta los líquidos diseñados para su refrigeración, los mismos comienzan a hervir. Después otro flujo de liquido refrigerante entra en acción y es atraído a las paredes de los componentes calientes aumentando la capacidad de enfriamiento. También el proceso de evaporación ayuda a la disipación de calor. Como todo esto sucede en un entorno cerrado, al bajar la temperatura los vapores se convierten en líquido de nuevo y se puede repetir el proceso.

Lo anterior es una explicación sumamente sencilla, pues disto de ser un científico de la NASA —¡ojalá, lo fuera!—, lo importante es que con este sistema han logrado proporcionar cargas de hasta 2,400 amperes, cuando el máximo que se logra actualmente en un cargador rápido para autos es de  520 amperes. La NASA calcula que para lograr esa carga de 5 minutos es necesario llegar al menos a 1,400 amperes, por lo que su mejor resultado alcanzado disminuiría por mucho la meta de los 5 minutos.

Este sistema actualmente se está probando en la Estación Espacial internacional y aunque seguramente será un éxito, su aplicación para autos tardaría muchos años más, pero bueno, al menos ya se comenzó el desarrollo.

Comenta:

separador de nota