parentesis.com/

Revelan primera imagen real del agujero negro en el centro de la Vía Láctea


Llamado Sagitario A, fue observado por primera vez por el Telescopio Horizonte de Eventos, en un proyecto donde participaron el Conacyt y la UNAM.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

Un equipo internacional de astrónomos dio a conocer este jueves la primera imagen real del agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea, al que se ha llamado Sagitario A*.

 

La imagen fue producida por un equipo de investigación global, llamado “Colaboración del Telescopio Horizonte de Eventos”, utilizando observaciones de una red mundial de radiotelescopios, de la cual forma parte el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM), ubicado en la sierra de Puebla, operado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

La imagen ofrece finalmente el aspecto real del enorme objeto que se encuentra en el centro de nuestra galaxia; y gracias a esa evidencia visual, ahora se sabe con certeza que se trata de un agujero negro. 

 

Para lograr capturar esta imagen, los telescopios que forman parte de la “Colaboración del Telescopio Horizonte de Eventos” observaron al agujero negroSagitario A* durante varias noches, recopilando datos durante muchas horas seguidas, de forma similar a como una cámara fotográfica captura una imagen con un tiempo de exposición prolongado, pero a una escala mucho mayor.

 

Y aunque en realidad no se puede observar el agujero negro en sí, porque es completamente oscuro, sí se aprecia con claridad el gas resplandeciente que lo rodea, el cual tiene un indicador inequívoco de que se trata de un agujero negro, pues cuenta con una región central oscura (llamada “sombra”), rodeada por un área brillante en forma de anillo. 

 

El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea se encuentra a una distancia de 25,673 de años luz respecto a la Tierra, por lo que es el más cercano a nuestro planeta; y pesa 4,154 millones de veces la masa de nuestro Sol. 

 

“Lo sorprendente es lo bien que coincide el tamaño del anillo con las predicciones de la teoría de la Relatividad General de Einstein”, dijo Geoffrey Bower, del Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Academia Sinica de Taipei. “Estas observaciones sin precedentes representan un gran paso adelante en nuestro conocimiento de lo que sucede en el centro mismo de nuestra galaxia, y ofrecen nueva información sobre cómo estos agujeros negros gigantes interactúan con su entorno”. 

 

El proyecto de la “Colaboración del Telescopio Horizonte de Eventos”  fue un esfuerzo internacional, en el que participaron más de 300 investigadores de más de 80 instituciones de todo el mundo, como la Universidad de Frankfurt, el Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), la Universidad de las Américas y el Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la UNAM, entre otras.

 

“Para México es muy importante continuar perteneciendo a la Colaboración del Telescopio Horizonte de Eventos, pues le da visibilidad a la ciencia mexicana y al GTM a nivel mundial”, dijo la Dra. Gisela Ortiz-León, investigadora postdoctoral en el Instituto de Astronomía de la UNAM. “También permite que estudiantes y jóvenes investigadores e investigadoras mexicanas estemos inmersos en esta estimulante colaboración, en la que participan algunas de las y los mejores científicos del mundo.”

 

De acuerdo con los expertos, esto sólo es el comienzo de los estudios realizados a través del Telescopio del Horizonte de Eventos, pues aún hay mucho por conocer sobre Sagitario A, para obtener más información acerca de los agujeros negros.

 

Comenta:

separador de nota