parentesis.com/

Por defecto genético, los hombres viven 5 años menos que las mujeres


Un estudio sugiere que, pasados los 60, el mayor culpable es un defecto genético: la pérdida del cromosoma Y

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

El investigador de la Universidad de Uppsala (Suecia), Lars Forsberg hizo un estudio genético para aclarar por qué los hombres viven menos años de media que las mujeres y descubrió que está relacionado con el cromosoma Y, que determina el sexo al nacer.

 “Está claro que los hombres son más frágiles, la cuestión es ¿por qué?”, explica Lars Forsberg.

Durante décadas se ha pensado que el cromosoma Y masculino es un “basurero genético” cuya única función es generar espermatozoides que determinan el sexo de un recién nacido. Un niño lleva un cromosoma X de la madre y un Y del padre, mientras que una niña lleva dos X, uno de cada progenitor.

En 1963, un equipo de científicos descubrió que a medida que los hombres envejecen, sus células sanguíneas van perdiendo el cromosoma Y debido a un error de copia que sucede cuando una célula madre se divide para generar una hija.

En 2014, Forsberg analizó la esperanza de vida de hombres de edad avanzada en función de sus células sanguíneas habían perdido el cromosoma Y, una mutación denominada mLOY. El efecto registrado fue “descomunal”, recuerda el investigador.

Los hombres con menos cromosomas Y tenían más riesgo de cáncer y vivían cinco años y medio menos que los que sí conservaban esta parte del genoma. Tres años después, Forsberg descubrió que esta mutación multiplica por tres el riesgo de sufrir alzhéimer.

Te puede interesar: Tormenta Solar amenaza a la Tierra; NASA prevé problemas en el funcionamiento de las tecnologías en el planeta

Lo más preocupante es la enorme prevalencia de este defecto. El 20% de los hombres de más de 60 años tienen esta mutación. La tasa sube al 40% en los de más de 70 y al 57% en los de más de 90, según estudios previos de este genetista. “Es sin duda la mutación más común en humanos”, resume.

Hasta hoy nadie sabía si la desaparición paulatina del cromosoma en sangre tiene un papel causal en enfermedades asociadas al envejecimiento. En un estudio publicado en la revista Science, referente de la mejor ciencia mundial, Forsberg, junto a científicos de Japón y EE UU, demuestra por primera vez que esta mutación aumenta el riesgo de sufrir problemas cardiacos, fallos del sistema inmune y muerte prematura.

 

Comenta:

separador de nota