parentesis.com/

Microsoft invierte en CloudKitchens, la startup de cocinas fantasma fundada por el ex-CEO de Uber


La empresa tecnológica es el primer inversor que se conoce después de varias rondas de financiación de CloudKitchens, la startup de cocinas fantasma del polémico ex-CEO de Uber, Travis Kalanick.

por: Redacción 2022 Redacción 2022

portada de nota
El mejor cotizador de autos en línea

Aunque no hay información extensa sobre la ronda levantada en 2021, la cual elevó la valoración de la startup por 15.000 millones de dólares. Cabe destacar que, desde entonces, los problemas no han dejado de estar presentes.

Microsoft es el primer inversor que se conoce de dicha ronda, que se cerró en noviembre de 2021 y sumó un total de 850 millones de dólares de financiación, tras la cual, la startup de cocinas fantasma alcanzó una valoración de 15.000 millones de dólares, según adelantó Business Insider en enero de 2022.


TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo saber si tu pareja está suscrita a Only Fans?


Esta no es la primera vez que Microsoft apoya a Kalanick, quien en 2017 abandonó Uber tras una serie de escándalos y tras años de implementar una cultura tóxica en la empresa, tal y como han revelado las filtraciones recientes conocidas como los "Papeles de Uber".

Así es por dentro el ático que el fundador de Uber, Travis Kalanick, acaba de comprar por 37 millones de dólares en Nueva York: tiene una piscina privada en la azotea y parking automatizado

En 2015, el gigante tecnológico ya invirtió 100 millones de dólares, cuando Uber estaba valorada en 50.000 millones de euros.

Tras vender su parte de la compañía a Softbank por cerca de 2.500 millones de dólares, Kalanick compró una empresa relacionada con el mercado inmobiliario e invirtió 150 millones de dólares en la firma City Storage Systems (CSS), que más tarde se convertiría en la empresa matriz de CloudKitchens.

La nueva aventura de Kalanick en el universo emprendedor es un negocio de cocinas fantasma centrado en el mercado inmobiliario. CloudKitchens compra y reforma espacios donde luego construye las cocinas fantasmas que subarrienda a terceros como restaurantes o marcas.

Sin embargo, tanto Kalanick como su compañía han estado envueltos en múltiples polémicas desde que la fundó en 2017. Desde problemas con los vecinos en las áreas urbanas donde instalaba sus macrococinas, a la actual desbandada de los dueños de los restaurantes que operan en sus dark kitchen por los problemas de insalubridad.

En un reciente reportaje publicado por Business Insider muchos de estos propietarios aseguran que están abandonando las cocinas debido a infinidad de problemas como falta de agua, condiciones sanitarias paupérrimas, y un soporte técnico inexistente, a pesar de pagar 5.000 dólares al mes por utilizar uno de los espacios de Kalanick.


Comenta:

separador de nota