parentesis.com/

Astrónomos descubren nuevo exoplaneta que órbita la estrella Próxima Centauri


El planeta tiene solo una cuarta parte de la masa de la Tierra y se encuentra en la órbita de la estrella más cercana al sistema solar.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
precios de venta

Un equipo internacional de astrónomos anunció el descubrimiento de un nuevo exoplaneta que orbita en torno a Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar, ubicada a poco más de cuatro años luz de distancia (más de 125 millones de veces la distancia a la Luna). 

 

El anuncio se hizo mediante un estudio divulgado en Astronomy & Astrophysics, donde se explica que el nuevo planeta descubierto, llamado Próxima D,  es relativamente pequeño, pues sólo tiene una cuarta parte de la masa de la Tierra y es uno de los más ligeros que se han descubierto hasta ahora. 

 

Próxima D, que es el tercer planeta descubierto en la órbita de la estrella Próxima Centauri (perteneciente a la categoría de enanas rojas), se encuentra muy cerca de ella, a unos 4 millones de kilómetros, que representa menos de una décima parte de la distancia que hay entre Mercurio y el Sol.

 

Este planeta está acompañado por Próxima B, planeta de masa similar a la Tierra, situado en la “zona habitable” y que tarda el equivalente a 11 días terrestres en completar su órbita alrededor de su estrella; y Próxima C, que es más pequeño y tarda lo equivalente a 5 años terrestres en completar una vuelta alrededor de la estrella.

 

La distancia entre Próxima D y su estrella es tan corta, que tarda sólo el equivalente a cinco días terrestres en completar una vuelta a su alrededor (Mercurio, por ejemplo, tarda el equivalente a 88 días). 

 

Esto significa que Próxima D se encuentra en el límite de lo que se conoce como “zona habitable”, es decir, donde sería posible encontrar agua líquida en su superficie y, con ello, la posibilidad de que existiera o pudiera existir vida en él.

 

De acuerdo con los astrónomos que lo descubrieron, Próxima D es un planeta rocoso, debido a que su masa es muy débil para retener el gas, como lo hacen las gigantes del sistema solar, Júpiter y Saturno.

 

“El descubrimiento muestra que nuestro vecino estelar más cercano parece estar repleto de mundos nuevos e interesantes, al alcance de más estudios y futuras exploraciones”, dijo el autor principal del estudio, João Faria, en un comunicado.

Comenta:

separador de nota